ENCAJE2.jpg

Hoy se ha celebrado la XIX edición del Encuentro de Bolillos de Monzón, donde casi 400 encajeras y algún encajero se han dado cita en el Pabellón Saludas durante toda la mañana, para practicar su pasión.

Obdulia Moreno, presidenta de la Asociación de Viudas Renacer, organizadoras junto al ayuntamiento del evento, ha agradecido la asistencia de todos los participantes y apostaba por continuar con la tradición bolillera en el pabellón, aunque algunas de las encajeras comentaban que el Saludas debería ser el “plan B”. Usarlo sólo si las condiciones meteorológicas no permiten hacerlo al aire libre.

Una de las actividades ha sido la actuación del grupo folclórico Nuestra Señora de la Alegría, y en descanso de las jotas se ha procedido a la entrega de premios.
El galardón a la encajera más mayor ha recaído en Concha Salamero, que con 90 años, ha llegado desde Pozán de Vero, mientras que con 7 años, la más jovencita ha sido Lara Villamate, de Binaced.
El grupo que ha llegado desde más lejos ha sido el procedente de Sant Adriá del Besós. Pilar Féliz, la autora de la obra más original, Rosa Mª Ferrán, la que ha hecho el trabajo siguiendo los patrones más antiguos para realizar un abanico, y Loli García la encajera que ha confeccionado el trabajo más laborioso.

El alcalde de Monzón, Álvaro Burrell ha sido el encargado de clausurar la edición, deseando el mismo éxito, como mínimo para la del próximo año.
Milva Bueno, concejal de Participación Ciudadana, ha destacado la ilusión y el esfuerzo de la Asociación de Viudas Renacer para que todo saliera bien.

En la entrega de premios también ha estado presente el concejal de Educación, Vicente Guerrero y Alicia Moli, concejal de Asuntos Sociales junto con Pepita Ribes, presidenta “emérita” de la asociación de viudas, que fue quien hace 19 años impulsó la idea de crear una cita para los amantes del encaje de bolillos.