PLACA_JUDIA.png

El ayuntamiento de Monzón, por medio de su área de Turismo, ha señalizado la antigua judería de la ciudad, mediante siete tótems y 27 placas de cerámica, con un presupuesto de 10.800 €.

La empresa que consiguió la adjudicación del contrato de señalización fue la montisonense Publyarte, quien ha distribuido los elementos por las plazas de Santa María, San Juan y calle Arriba.
El presupuesto de 10.800 € ha contado con la aportación del 85 % por parte de la Diputación Provincial de Huesca.

Por lo que respecta a los tótems, los textos aparecen en español, inglés y hebreo, estos últimos redactados por el profesor Andrés Lascorz, experto conocedor de la historia de las aljamas altoaragonesas, y llevan los títulos,

“La aljama judía de Monzón”, “Las sinagogas”, “La judería”, “La escuela judía”, “La protección de la judería”, “El cementerio judío” y “La expulsión y el reencuentro”.

“El 28 de julio de 1492 se ordenó la expulsión de los judíos de España y con ello acabó la historia de una larga convivencia, con periodos de tensa coexistencia, entre tres culturas. Ese día, un grupo de montisonenses de religión judía tuvo que abandonar Monzón. Un total de 74 familias se dirigieron a Persignan, otras a Tarragona y todas al exilio…

Lascorz se mostró satisfecho por la calidad del trabajo, e hizo referencia al incremento del turismo hebreo durante los últimos años. “Las juderías tienen un fuerte atractivo, y con esta señalización se da un gran paso adelante. Los visitantes lo agradecerán y su número irá a más”.

Álvaro Burrell, alcalde de Monzón, por su parte, señaló que uno de los objetivos del equipo de gobierno es la explotación de los recursos turísticos de la ciudad, por el desarrollo económico que supone en todos los ámbitos.