b_400_300_16777215_00_images_comida_prensa.jpg

La candidata a renovar su puesto en la alcaldía en Monzón, Rosa Mª Lanau, ha hecho una valoración de los cuatro años de legislatura, en una distendida comida con los periodistas de los diferentes medios de comunicación de la zona.

 

Lanau, en primer lugar, mostraba a los medios su agradecimiento por acudir siempre a los actos realizados desde el ayuntamiento, a la vez, que decía sentirse muy contenta por el buen trato que los medios le han dispensado al consistorio.

 

Por lo que respecta a los cuatro años de gobierno municipal, la alcaldesa aseguraba estar “supercontenta, porque si bien es cierto, que no se han hecho grandes obras, los recursoso han estado destinados siempre a las personas”.

 

Lanau manifestaba que no se han podido hacer más cosas, porque cuando ocupó en 2011 su cargo se encontró con una deuda de 21 Millones de Euros.
También aprovechaba la ocasión para agradecer a todo su equipo de gobierno el apoyo en todo momento, recordando que se han pasado momentos muy difíciles, como cuando se tuvo que pedir un aval a la presidencia de Aragón, ya que no se podía pagar la deuda, de hecho ni los bancos acudían a ayudar a encauzar la lamentable situación económica por la que atravesaban la arcas municipales.

 

Otro de los puntos destacados ha sido “el mimo con el que se ha tratado a las empresas, así como el esfuerzo para atraer a nuevas. No ha sido una legislatura de grandes obras, si no de trabajo de hormigas, ir trabajando poco a poco, ir sembrando, para después poder recoger”.

 

La número uno a la alcaldía por el Partido Popular, también recordaba, que cuando ella llegó al ayuntamiento se encontró con el castillo y el cine Victoria cerrados. Y en este momento se está a la espera de una subvención de 800.000 € para conservación y rehabilitación del castillo, así como los más de 3,5 Millones de Euros que van a llegar a Monzón, a través del ARRU, el programa de rehabilitación del casco antiguo, o las mejoras que ha habido en las calles Obispo, Cubierta y Arriba y la eliminación de barreras arquitectónicas.

 

Durante la comida, Lanau reconocía que en cuestión de paro, la ciudad está por debajo de la media, pero se está consiguiendo que vaya bajando.

 

“Cuando llegamos al ayuntamiento, Monzón estaba en la UVI, ahora nos han pasado a planta, y pronto podremos salir a dar una vuelta”. Con esta frase resumía de manera metafórica la evolución de estos cuatro años de legislatura.

 

Uno de los puntos de su programa electoral es la construcción de naves industriales para que nuevas empresas se puedan asentar en el territorio, creando nuevos puestos de trabajo. Empresas como la central de Biomasa, de la que ha recalcado que cuenta con los informes positivos del INAGA y que supondrá 400 empleos directos e indirectos, o la reapertura deina empresa que estaba cerrada y que, ahora en mayo o junio volverá a abrir sus puertas con más personal del que tenía antes.

 

Una de las cosas más importantes para Rosa Mª Lanau son las personas, por eso ha hablado con todo el mundo que se lo ha pedido, porque para ella es muy importante escuchar a la gente. Por lo que a pesar de las dificultades económicas que se han atravesado, no se han disminuido los servicios sociales, todo lo contrario, se han incrementado. Así lo demuestra el aumento de convenios en materia de educación, asociacionismo, etc.

 

Por último, la alcaldesa ponía el acento en la honradez y la honestidad y el buen trabajo realizado por el equipo de gobierno que ha trabajado durante cuatro años en la legislatura que está a punto de finalizar.