A última hora de anoche el establecimiento Play de la Avenida del Pilar era asaltado por un hombre, rostro tapado, corpulento, que se hacía con la recaudación de la jornada.

Bastante parecido el modus operandi al atraco de la mañana en la farmacia del barrio de El Palomar, y que se saldó con un botín de menos de 100 euros. Al parecer, según fuentes de los mismos propietarios, esta vez habría tenido el ladrón más suerte, al perpetrar el atraco a última hora de la noche con el establecimiento a punto de cerrar, y llevándose como botín la recaudación del día y los cambios de que disponía el establecimiento.

Continúan las investigaciones de las fuerzas de seguridad, que no descartan que pudiera tratarse del mismo delincuente en ambos casos.