estorninos.png

Javier Vilarrubí, concejal de Medio Ambiente, se presentaba esta mañana ante los medios de comunicación, para contestar a las últimas declaraciones que Miguel Aso, portavoz de Izquierda Unida en Monzón, en las que criticaba la poda que se está realizando en algunos árboles de la ciudad para acabar con los estorninos.

 

Vilarrubí ha asegurado que el sistema utilizado hasta el momento por parte de la empresa contratada Sturnus Control ha sido un auténtico fracaso. El método utilizado era el soltar aves rapaces y detonar cohetes con el fin de asustarlos, pero tal y como ha comentado el concejal de Medio Ambiente no ha servido para nada, como ya ocurriera en la anterior legislatura, cuando siendo Aso el concejal responsable del área se contó con las prácticas de la misma empresa y sólo sirvió para gastar 60.000 €.

En esta ocasión se contó con Sturnus Control como ayuda a otros métodos disuasorios de las aves.

Vilarrubí explicaba que los estorninos están ya acostumbrados a los cohetes, con lo que se ha conseguido es tener “estorninos autóctonos, estorninos monzoneros”.

El concejal de Medio Ambiente ha asegurado que después de escuchar a los vecinos, en concreto a los más perjudicados con la presencia de esta especie, se vieron en la obligación de tomar decisiones drásticas porque, entre otras cosas, “las heces de estos pájaros contienen 21 tipos diferentes de virus, además de un ácido, que estropea y corroe todos los lugares donde habitan”.

Este problema, según Vilarrubí, hace muchos años que existe en Monzón, así que ya era hora de ponerle punto y final.

Por lo que respecta al método de la poda, tan criticada, entre otros, por Aso, Javier Vilarrubí ha dejado claro que se ha actuado sobre 28 árboles del Polígono Paules, unos pinos que se encontraban en un estado deplorable, con la madera podrida, a causa de los estorninos. Aclarando, que por cada árbol enfermo que se ha tenido que cortar se plantará uno nuevo, pero de hoja caduca, para que los estorninos no se puedan albergar en sus ramas.

Otra de las actuaciones que se llevará a cabo serán batidas, desde puntos alejados de la ciudad, por parte de cazadores para dar muerte a estas aves que están provocando muchos daños en la ciudad. Por supuesto, serán cuidadosamente cuidadas en fechas, para no dañar a otras especies y controladas.

Vilarrubí ha puesto el acento recordando que lo más importante es el bienestar de las personas, por supuesto, compatibilizándolo con el bienestar de los animales y las plantas, pero por supuesto, siempre dando prioridad a las personas.

De la misma manera ha recordado que hace pocas fechas se plantaron en Los Sotos 125 pinos y carrascas, algo a lo que ningún político de la oposición se ha referido.

Para finalizar su exposición, Javier Vilarrubí ha acusado a Miguel Aso de haber causado un “problema terrorífico” cuando, siendo concejal de  Urbanismo y Medio Ambiente, decidió plantar de manera irregular,  plataneros en las calles trasversales dela Jacilla. Las consecuencias son tener que sustituir estos árboles porque están levantando el suelo, estropeando conducciones, cañerías y viviendas, además de ser uno de los lugares preferidos escogidos por los temibles estorninos.