El niño Rey Jaime I acogido en el castillo
El niño Rey Jaime I acogido en el castillo

Con “balance extraordinario” en palabras del concejal de Turismo Jesús Guerrero, concluían los actos del 800 aniversario de la llegada de Jaime I a Monzón, pero la ciudad no descansa y ya prepara nuevos proyectos y eventos para relanzar el castillo templario y sus posibilidades de motor económico. 

Con los actos de ayer, Jaime I de Aragón - El Conquistador - quedó a cargo de los Caballeros de la Orden del Temple de Monzón, tras ser acogido en la fortaleza por el maestre Guillem de Mont-rodón. El viernes 1.200 escolares de Monzón participaron en un abrazo simbólico a la fortaleza, con una gran colaboración de voluntarios, centros escolares, Ampas, y asociaciones como Cehimo, Trotamundos, Héroes Legendarios, Monzón Lúdica, Dulzaineros de Monzón, Coral montisonense, etc.

El fin de semana registró un acto de hermanamiento en Lérida, con promoción y desfile por el Turó de la Seo y el castillo de Gardeny. Jesús Guerrero señalaba que Monzón y Lérida van a volver a reunirse en noviembre para seguir trazando líneas de colaboración futura.

Jesús Guerrero ha apuntado que “la ciudad seguirá trabajando en la búsqueda de actividad en torno al turismo como motor de desarrollo y para potenciar comercio y hostelería, buscando dar a conocer nuestro legado histórico a través del castillo templario y la historia que tuvo y tiene Monzón”.

La próxima cita, el último viernes y sábado de febrero, con el "I Simposio Internacional de Órdenes Militares" de la Edad media, que contará en Monzón con un buen plantel de ponentes de España, Francia, Italia y Portugal.