b_400_300_16777215_00_images_premiosgalardoncosta.jpg

 

La tarde del domingo arrancaba con la ofrenda floral por el 168º Aniversario de Costa en Monzón, posteriormente tenía lugar la entrega de los XIX galardones Joaquín Costa, en esta ocasión en materia hidráulica y europeísta. El acto ha sido acompañado por la actuación de la Coral Montisonense y la Banda Municipal “La Lira”, quienes han clausurado el acto con el Himno a Joaquín Costa y el Himno de Monzón.

 

Estos premios, convocados anualmente por el Patronato de Cultura y CEHIMO, pretenden reconocer la labor continuada o de destacada relevancia, y que suponga un beneficio para la sociedad aragonesa.

A lo largo de estos 18 años el reconocimiento montisonense ha sido otorgado a profesores, doctores, investigadores, periodistas, políticos… y esta es la primera ocasión que se reconoce a un arquitecto.

Es el caso de Javier Ibargüen, que ha sido el elegido en la categoría hidráulica, y que ha recibido el “busto de Costa” y un pergamino acreditativo del galardón de manos de Marisa Mur, concejal de cultura del ayuntamiento y Pedro García, vicepresidente de CEHIMO.

Ibargüen, de origen bilbilitano ha trabajado por toda la geografía aragonesa realizando importantes proyectos de restauración y rehabilitación, como hiciera en 1.999 en la Catedra de Santa María del Romeral, en Monzón. Desde el año 2005, los trabajos de este arquitecto han estado vinculados con las construcciones relacionadas con el agua, como la restauración del Puente Romano de los Tres Ojos de Cervera de la Cañada o las antiguas infraestructuras hidráulicas del Monasterio de Rueda. En su discurso de agradecimiento Ibargüen ha destacado el rico patrimonio existente relacionado con el agua, como los molinos, las norias, puentes, monasterios… y la importancia de mantenerlo para entender nuestra historia.

El segundo de los galardones era para el reconocimiento en materia europeísta y ha recaído en Jorge Forniés Cámer, pintor de gran proyección internacional y que vivió su infancia en Monzón. Forniés no ha podido estar presente en el acto, siendo su sobrina, Carlota Mored Forniés la encargada en recogerlo de manos de la alcaldesa Rosa Mª Lanau y transmitir unas palabras que le ha hecho llegar el artista.

En su discurso, Forniés agradecía a Monzón el apoyo que siempre ha recibido y recordaba que en 2005 fue uno de los artistas invitados en Arteria. Es Doctor en Química pero se le conoce en Dublín, China, Singapur, Australia o Nueva York por su obra pictórica. De todos modos, Forniés lleva la química al arte, al mezclar materiales que no deberían unirse, creando capas de texturas complejas.
El artista asegura, en voz de su sobrina, recoger este galardón con mucha humildad, sentirse muy ligado a Monzón, al que considera un enlace en su vida.

El acto ha finalizado con las palabras de Rosa Mª Lanau, quien ha destacado las virtudes de los dos premiados, y su admiración  ambos,  tanto en lo profesional como en lo personal. Lanau ha acabado su discurso animando a particulares y asociaciones a presentar candidaturas para las próximas ediciones de los galardones Joaquín Costa.