b_400_300_16777215_00_images_BuloVacunaGripe-Covid.jpg

Existe una campaña ahora mismo que corre como la espuma por Redes Sociales, de un informe de médicos del Hospital de Barbastro, que relacionan la muerte de personas con COVID19 que habían sido vacunadas en la campaña 2019-2020 de la gripe.

Entre otros comentarios, se llega a insinuar que algunas comarcas de Huesca han sido relegadas a Fase 2 por ese informe del Hospital de Barbastro relacionando gripe y COVID-19;  Verifica RTVE ha señalado que “Es un bulo. El Gobierno de Aragón lo desmiente y los científicos consideran el estudio como “preliminar”. El mensaje, que ha llegado al equipo de Verifica RTVE y también se ha difundido en redes sociales, comienza: “Atención a esto porque es un auténtico ‘bombazo’. Médicos y farmacéuticos del hospital de Barbastro, en Huesca, ha realizado lo que venimos demandando desde hace meses: una investigación sobre la posible correlación entre vacunación y mortandad por Covid-19. Los resultados son definitivos: los vacunados contra la gripe tienen cuatro veces más posibilidades de fallecer por Covid-19 que los no vacunados”. Tras detallar algo más los resultados del estudio (“17 de los 20 ancianos muertos habían sido vacunados”), el mensaje prosigue: “Hay que recordar que en los últimos días varias comarcas oscenses han sido "degradadas de fase", supuestamente por un rebrote: me juego el cuello a que es una represalia por haber publicado este estudio”.

Desde el Hospital de Barbastro se remite a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón, que en conversación con Verifica RTVE recalca que el estudio se ha hecho “a nivel individual, no es un trabajo avalado por el Hospital de Barbastro ni por el Departamento de Sanidad”. El informe no es oficial y la Consejería desmiente de modo rotundo que provocase el paso a Fase 2 de las cuatro comarcas oscenses “como represalia”. Tampoco tendría sentido que se hubiera castigado a Cinca Medio, La Litera y Bajo Cinca por ello; han retrocedido esas comarcas por los positivos detectados. El motivo son varios brotes de COVID19 que han dejado en total 165 contagiados desde el viernes 19 de junio. Su origen está en el entorno agrícola, no residencial.

El estudio “bomba” está disponible en abierto en una cuenta de Google Drive cuyo enlace se ha compartido en foros digitales de debate. Sin embargo, no ha pasado una revisión externa ni ha sido publicado en ninguna revista científica de calidad reconocida, y algunas personas apuntan que puede ser una campaña de personas (médicos y no médicos) que están en contra de las vacunas. El estudio de Barbastro se basa en el análisis de dos residencias y 114 ancianos en total, y lleva la firma de tres profesionales médicos que indican pertenecer al equipo médico del Hospital y está confirmado que dos de ellos sí son facultativos en este centro. Se trata de Juan F. Gastón Añaños y Elisa María Sahún, (Servicio de Farmacia) y Ana Martínez Giménez (Servicio Medicina Preventiva).

Los autores del informe consideran que la vacuna que se aplicó en Aragón, llamada Chiromas ®, contiene un componente, el Polisorbato 80, que puede interferir negativamente en pacientes de COVID-19. Esto sucedería sólo cuando se dan tres circunstancias: edad avanzada, existencia de patologías o tratamientos previos relacionados con el sistema inmune, y contagio por dos cepas distintas de SARS-CoV-2, que mutarían de una a otra en el propio cuerpo.

 “Me parece demasiado preliminar para sacar conclusiones en uno u otro sentido”, dice Rafael Manuel Ortí Lucas, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH).

Criterios científicos

Ortí cree que pueden estar dándose tres sesgos: a) se toma como muestra a ancianos en residencias, que siempre son más vacunados que la población de ancianos general; b) habría que ver por qué circunstancias los ancianos no vacunados no han sido vacunados; y c) se tendría que estudiar más el compuesto, pues se utiliza en otras vacunas infantiles en España sin haber presentado problemas reseñables.

Para el presidente de la SEMPSPH, “hay que hacer un estudio estratificando por muchas variables. Habría que tener en cuenta más parámetros”. El estudio, dice este experto, hay que repetirlo cuando menos en otros contextos.

José María López Lozano, profesor colaborador honorario y miembro del Grupo de Investigación de Datos en Ciencias de la Salud de la Universidad de Murcia, cree que “correlación no es causalidad” y que hay que seguir criterios científicos en la búsqueda de relaciones causales”. Su conclusión es que el trabajo “no es ciencia” y lo relaciona con las posturas anti vacuna, que “no deben mezclarse con un tema tan serio como es la epidemia del COVID-29”. 

Verifica RTVE concluye que los resultados del estudio realizado no pueden considerarse “definitivos” sino preliminares. Frente a la “represalia” sugerida por ese texto transmitido en redes existen otras razones sanitarias objetivas que explican mejor el pase a Fase 2 en las comarcas oscenses. Es un bulo.

 

Información de VERIFICA RTVE, propia de CMN y enlace al informe comentado en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=IB7e7oOdM6U&feature=youtu.be