b_400_300_16777215_00_images_CaritasDrogasRP.jpg

Desde esta entidad se pone en marcha el programa “Brújula para padres”, que pretende ser una herramienta para las familias en la detección de problemas relacionados con alcohol, drogas o ludopatías.

Cáritas Barbastro-Monzón dispone de dos personas que van a atender este programa que trabajará en actividades de prevención familiar y en centros educativos principalmente para promover hábitos de vida saludable así como facilitar a las familias herramientas y habilidades para evitar o minimizar cualquier tipo de adicción.

El presidente de Cáritas Barbastro-Monzón, José Luis Escutia, destacaba que “en las familias y en la sociedad hay una desorientación muy grande; cada vez hay mayor tolerancia a sustancias como el alcohol o el cannabis, y vamos a realizar actividades encaminadas a los diferentes entornos, familias, centros escolares y sociedad en general”.

La psicóloga Andrea Bau, una de las responsables de la atención, apuntaba que “la familia es un pilar clave; la vulnerabilidad social y el entorno llevan a conductas de riesgo y con sesiones para facilitar la detección en la familia, habilidades en la comunicación, gestión emocional y de resolución de conflictos, podemos trabajar en la prevención”.

A través de las Amypas se acordarán sesiones para informar a las familias y detectar posibles riesgos que permitan trabajar en la prevención y lograr reducir la demanda de sustancias o comportamientos e informar de los efectos que drogas, alcohol, juego tienen sobre la salud y la vida de las personas.