b_400_300_16777215_00_images_FonzObrasctra.png

La carretera que une Monzón con Fonz A-1236 recibe los últimos retoques en su acondicionamiento, y a falta de un par de zonas, se ha ido pintando la divisoria de la calzada y los arcenes.

Para ello se ha utilizado una técnica que deja tanto en la línea central como en los márgenes del arcén rugosidad que advierte al conductor si pasa por encima evitando despistes y/o somnolencia.

Las dos zonas que quedan por acondicionar son el acceso a Cofita, y el paso por encima del Canal de Aragón y Cataluña, así como la señalización horizontal en algunas zonas. No obstante es de suponer que en las próximas semanas se irán acelerando los trabajos para tener la carretera lista en verano.

En esta vía la calzada alcanza los 8 metros de anchura lo que permite contar con dos carriles de tres metros y unos arcenes de 1 metro, una mejora sustancial teniendo en cuenta que el ancho máximo de esta carretera era de 5,5 metros y había mucho tráfico de camiones por las granjas y explotaciones agrícolas como Frutas Villa Pepita o Liven Agro en Ariéstolas.

El acondicionamiento de este tramo de carretera supone una inversión de 5.6 Millones de euros y una actuación en 9.1 kilómetros entre la rotonda de conexión en Monzón con la A-22 y la intersección con la A-133 en el núcleo urbano de Fonz.  En la nueva carretera se contará con dos intersecciones tipo T con un carril central de 3.5 metros de ancho en el centro de la calzada y sus correspondientes incorporaciones a la calzada y se ejecutan un total de 17 obras de drenaje transversales, se mejora la plataforma y el firme, señalización, balizamiento, restauración de taludes, barreras de seguridad…