b_400_300_16777215_00_images_LambanNuevaNormalidad.jpg

Este sábado se publica en el BOA la norma que se aplicará desde el domingo a las 00.00 h con la llegada de la "nueva normalidad" a nuestra comunidad autónoma, con aforo de 75% para piscinas, hostelería, comercios y espectáculos.

Este sábado a las 23.59h termina la vigencia del Estado de Alarma decretado el pasado 14 de marzo y por ello publica el Boletín Oficial de Aragón (BOA) la norma que marcará desde el domingo el comienzo de la llamada "nueva normalidad". No concluye con ello la crisis sanitaria, por lo que desde el Gobierno de Aragón se sigue apelando a la responsabilidad de la ciudadanía para evitar brotes de la pandemia.

La norma autonómica tras el estado de alarma y que se publica este sábado fija un aforo generalizado del 75% en hostelería, comercio, actividades culturales y ocio, salvo para el ocio nocturno que llega hasta el 50% y con ocupación de las pistas de baile con mesas para evitar los hacinamientos. Se recuperan los acontecimientos deportivos con aforo limitado y de participantes. Para el ocio juvenil se siguen restringiendo las acampadas en tiendas de campaña; se permiten los campos de trabajo con límite de 20 participantes; las colonias con pernoctación en albergue desde los 12 años y se permiten con grupos de 50 personas pero las actividades a realizar deberán ser en grupos menos numerosos. También se permiten las colonias urbanas para todas las edades y se amplía el aforo en las piscinas, que pasa de un tercio al 75% y manteniendo el distanciamiento. En juegos, se permiten todas las actividades que sean al aire libre, con medidas de higiene y distanciamientos. También se permiten las fiestas patronales a partir del 30 de septiembre, apelando a la responsabilidad personal, social e institucional.

El Gobierno de Aragón sigue insistiendo en la importancia de continuar con las medidas higiénicas y de distanciamiento social, apelando a la responsabilidad de la ciudadanía tomando todas las medidas de prevención pertinentes, tras una crisis sanitaria sin precedentes que todavía está presente, aunque evolucionando favorablemente. El uso de mascarilla sigue siendo obligatorio con carácter general aunque con excepciones (si se puede mantener distancia 1,5 m, si se posee enfermedad que impida su uso, etc).