Imagen de la reunión en Monzón
Imagen de la reunión en Monzón

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, se reunía con la alcaldesa de Monzón, Rosa María Lanau, y la concejal de Familia e Integración, Paz Alquézar, y firmaron el convenio de colaboración para el mantenimiento de la Unidad de Atención y Seguimiento de las Adicciones (UASA)

El convenio para financiar “las competencias compartidas en materia de prevención de drogodependencias y otras conductas adictivas” se renueva anualmente. El departamento de Sanidad aporta 31.600 euros para el ejercicio de 2014, y el Ayuntamiento asume la contratación de un psicólogo y un trabajador social a jornada completa, más las instalaciones (centro de prevención comunitaria).

 

Residencia de ancianos

Lanau y Alquézar explicaron a Oliván y la directora general del IASS, Cristina Gavín, el proyecto de remodelación de la planta superior de la residencia de ancianos “Riosol” (ocupada hasta hace dos años por las monjas de Santa Ana) cuya ejecución supondrá la ganancia de 17 plazas de asistidos.

 

El consejero felicitó a la alcaldesa por la iniciativa y comentó que el departamento dará el “visto bueno” al proyecto en cuanto los técnicos confirmen que se adecua a la normativa aplicable a este tipo de centros asistenciales. En cuanto a la posibilidad de aumentar el número de plazas concertadas (31 en la actualidad), dijo que habrá que esperar a la publicación en enero del “acuerdo marco” que elabora la Consejería.

 

Las obras las ejecutará el Ayuntamiento, bien con ayuda de fondos FEDER, bien con recursos propios, y previsiblemente comenzarán en otoño. La inversión se situará en torno a los 270.000 euros. Las 17 plazas se sumarán a las 131 que ofrece “Riosol” en la actualidad (50 de asistidos).