Este viernes se aprobaba al fin el presupuesto municipal del ayuntamiento de Monzón, que cae algo más de 300 mil € respecto a 2019 que llegó a 19,1 M€ y en 2020 asciende a 18,8 M€.

Se aprobó con los votos favorables del equipo de gobierno PP-PAR-C’s más la abstención del PSOE y el voto en contra de Cambiar Monzón.

Por el PP defendió las cuentas la concejal del área, Marta Montaner, que los calificó de “reales y prudentes”, e hizo hincapié en cuestiones como la rebaja de la deuda en más de 400 mil € para dejarla por debajo de los 9 Millones de €, e intentar dejar la economía municipal lo más saneada posible de cara a futuros ejercicios. Por ello, el equipo de gobierno ha decidido congelar las Ordenanzas Municipales , y también destacó las grandes líneas de los presupuestos, como las nuevas partidas de ayuda a emprendedores, para mantenimiento de parques y jardines y para la Ludoteca Municipal en periodos de vacaciones; en cuanto a las inversiones, la mayor parte son para la restauración de Casa Pano (350 mil € porque se hundió el tejado)la red de fecales del polígono Armentera, los accesos peatonales al puente de la N240 sobre el Cinca, la ampliación del Cementerio Municipal (250 mil €), el ARRU (otros 150 mil €), el traslado del SAC para la nueva oficina del DNI, o la mejora de  los accesos a la residencia Riosol.

Por parte de Ciudadanos, su concejal Raúl Castanera, también los calificó de “prudentes y realistas” destacando que se reduce el endeudamiento municipal y se da continuidad a los proyectos que hay en marcha, ya que no se puede comprometer en obras que hicieran peligrar la estabilidad económica, y en todo caso, una vez realizada la liquidación, se podrán acometer otros proyectos con el remanente de tesorería.

El portavoz de Cambiar Monzón, Vicente Guerrero, anunció su voto negativo si no se atendían algunas peticiones (que fueron rechazadas después), como destinar una cantidad importante a la adquisición de terrenos para darlos a DGA para construir un nuevo IES, y también mostró su contrariedad de que la partida de ayuda al desarrollo (Tercer Mundo) hubiera pasado de 45 mil a 10.000 € y solicitó su restitución. También aludió otras cuestiones, como cuál iba a ser la gestión del Espacio Joven, cómo se iba a gestionar el incremento del 7’5% de la partida de personal o qué se iba a destinar en 2020 a la nave multiusos anunciada por el equipo de gobierno.

Por parte del PSOE intervino Gonzalo Palacín, quien también mostró su inquietud por la subida del gasto corriente, la bajada de las inversiones, y que echaba en falta que se acometieran proyectos como partidas para la climatización de los Olímpicos o la torre de Conchel, y los presupuestos eran “continuistas”.  También en sus intervenciones señaló que “endeudarse no es malo” si es para realizar proyectos viables, “las familias se hipotecan para comprar vivienda por ejemplo”, y pidió que para futuros presupuestos se puedan negociar con más margen para poder aportar propuestas.

El portavoz del PAR, Javier Vilarrubí, defendió que eran unos presupuestos “responsables”, ya que el actual equipo de gobierno parte de una deuda de 9 M€ heredada y contestó a PSOE y Cambiar sobre el aumento en gasto corriente (Personal) ya que se ha acometido la jornada de 35 h semanales para los trabajadores-as municipales, “algo que no hicieron ustedes”, y ahora se ha negociado con la plantilla y los sindicatos para implementar tal medida. En cuanto a la nave multiusos, el deseo es empezar este 2020 con los trámites, y que sea una realidad en la legislatura, y recordó que se están gastando miles y miles de euros en alquiler de carpas para eventos que se hubieran ahorrado caso de contar con una instalación multiusos adecuada. Y le pidió al PSOE que intermedie con el presidente Javier Lambán para que traiga inversiones a Monzón como ha hecho con Fraga o Binéfar la pasada legislatura.

b_400_300_16777215_00_images_PlenoPresupuestos2020.jpg