b_400_300_16777215_00_images_DPHSede.jpg

La Diputación Provincial de Huesca apoya con 2,5 millones de euros a los ayuntamientos de la provincia a pagar la factura del alumbrado público y otras instalaciones municipales.

El pleno de la Diputación Provincial de Huesca aprobó el Plan de Concertación Económica que se destinará a financiar el gasto corriente de los ayuntamiento derivado del suministro de energía eléctrica en alumbrados públicos y otras instalaciones municipales.

 

Es el octavo año consecutivo que la Diputación de Huesca aprueba este tipo de planes y, según ha valorado la Vicepresidenta de la institución, Elisa Sancho, se trata de un fondo que "contribuye a aliviar el pago de la factura eléctrica de los equipamientos y servicios municipales, ayudando en este sentido sobre todo a los municipios más pequeños, que son los que pueden tener más dificultades".

 

Esto se traduce en un fondo que llega prácticamente a toda la provincia, en concreto a 201 municipios. La asignación total asciende a 2.500.000 euros que se distribuyen entre los municipios altoaragoneses en función del número de habitantes y de núcleos de cada uno.

 

El mayor importe, 2.110.000 euros, va a parar a los municipios que no alcanzan los 5.000 habitantes, de menor capacidad económica y de gestión, con una cantidad fija de 4.564 euros. El resto del fondo se repartirá el 70% (854.0000 euros) por población y el 30% (366.000 euros) por entidades singulares de población.

 

Los destinatarios son todos los municipios de la provincia, a excepción de la capital como siempre se viene realizando por la Diputación para priorizar el medio rural. De esta forma, los seis ayuntamientos de más de 5.000 habitantes (Barbastro, Binéfar, Fraga, Jaca, Monzón y Sabiñánigo) recibirán 65.000 euros cada uno hasta llegar a los 390.000 euros.