El Consejero de Agricultura, Modesto Lobón, ha convocado para este lunes día 26 de mayo la Mesa de la Sequía, para analizar una situación de nuevo dramática en los campos de cultivo de la provincia de Huesca, y que puede arrojar pérdidas de hasta 90 millones de euros según las organizaciones agrarias.

Precisamente son estas organizaciones las que veían reclamando la convocatoria de esta mesa para reclamar ayudas urgentes, ya que se calcula que en la provincia altoaragonesa se van a quedar unas 60.000 hectáreas sin cosechar, y las pérdidas se pueden calcular entre los 79 y los 90 millones de euros.

Desde ASAJA Huesca, su presidente, José Fernando Luna, ha manifestado su preocupación por las lluvias acompañadas de pedrisco de esta primavera porque pueden arrasar los campos. Lluvias como las de este martes "dejan un sabor agridulce en el campo, por un lado dulce porque el agua es necesaria y agrio porque el granizo es dañino". Además, según las previsiones, el granizo puede volver a aparecer esta semana pues hay predicción de fuertes tormentas para la tarde de viernes o sábado.

En el norte de la provincia de Huesca las lluvias han sido bienvenidas, mientras que en el sur ya llegan demasiado tarde para los campos. Luna indicaba que aunque se haya convocado la mesa de la Sequía para el lunes, hay daños que son irreversibles, y serán miles las hectáreas que se van a quedar sin cosechar, con unos daños gravísimos para las economías de los agricultores de la provincia. Por ello el lunes plantearán a la administración medidas de ayuda, “exponiendo los datos físicos, las pérdidas y pediremos a la administración posibles soluciones vía ayuda, pediremos créditos con interés cero, aminoración en módulos, beneficios en impuestos o adelanto de la PAC".