b_400_300_16777215_00_images_GCivilentierro.jpg

La Audiencia Provincial de Huesca ha dictado providencia para que Abraham Giménez, que atropelló y mató a un guardia civil en un control de alcoholemia hace algo más de un año ingrese en un centro de menores.

Este joven era menor de edad cuando ocurrieron los hechos (4 de marzo de 2016) y ya ha cumplido la mayoría de edad; la Audiencia Provincial ha dictado una providencia para que el joven ingrese en un centro de menores hasta que se resuelva el recurso que presentó su defensa en el Tribunal Supremo. No obstante, ante esta decisión cabe interponer un recurso de súplica en el plazo de tres días, hasta el viernes.

Abraham Giménez fue condenado por atropellar y matar a un guardia civil en un control de alcoholemia en Barbastro, e iba acompañado por otros 3 menores que quedaron libres de culpa. El autor fue condenado a 8 años de internamiento, más otros 5 años de libertad vigilada y orden de alejamiento de la viuda e hija del agente de la Benemérita.

La sentencia fue recurrida por la defensa del joven, quien al finalizar los nueve meses de internamiento provisional en un centro de menores de Zaragoza, regresó a su domicilio de Barbastro donde reside bajo la tutela de sus padres, teniendo la obligación de acudir cada día al Juzgado o ante la Policía Local y con la prohibición de salir de la ciudad.