El concejal delegado de Urbanismo del ayuntamiento montisonense, Raúl Castanera, ha informado que la previsión es que las ayudas a los afectados del ARI (Área de Rehabilitación Integral) se puedan cobrar antes del verano según les ha comunicado la DGA.

Castanera ha señalado que hace unos días se produjo una reunión con el consejero aragonés Rafael Fernández de Alarcón, y que éste les manifestó la intención de desbloquear este asunto, ya que la DGA ha tenido retenidas las certificaciones finales de las obras, lo que hacía que los vecinos no pudieran cobrar las subvenciones de DGA y del propio ayuntamiento de Monzón. Se desbloquearía así una situación que llevaba enquistada meses y que afectaba a un buen número de vecinos de Monzón, situación que había sido denunciada en varias ocasiones por IU, formación que incluso quería trasladar preguntas en el Congreso de los Diputados sobre el retraso en los pagos de estas ayudas. Desde DGA se justificaba el retraso en que el Gobierno central, otra de las partes implicadas en los convenios de ARI, debía dinero al ejecutivo aragonés por lo que éste tampoco asumía su parte.

 

El concejal de Urbanismo montisonense anunciaba que la intención de DGA es dar salida a estos expedientes en las próximas semanas por lo que los afectados podrían empezar a cobrar las ayudas antes del verano.