Foto: Subdelegación del Gobierno
Foto: Subdelegación del Gobierno

Las Fuerzas de Seguridad del Estado han realizado durante 2013 en la provincia de Huesca un total de 1.500 controles de alcoholemia y drogas, tramitando 3.500 expedientes por infracciones administrativas relacionadas con el consumo de estupefacientes.

Así se desprende de los datos del marco del Plan de Respuesta Policial al Consumo y Tráfico de Drogas en Lugares de Ocio de Huesca. Así se ha dado a conocer en la reunión que este jueves han mantenido en Huesca la Policía Nacional y Guardia Civil, que desarrollan este plan y que han analizado su evolución y actuación frente al consumo y tráfico minorista de drogas en las zonas y lugares de ocio. Además, este programa pretende prevenir la conducción de vehículos bajo la influencia del alcohol y las drogas y hace especial hincapié en la protección del menor.

La reunión ha sido presidida por la subdelegada de Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, quien ha destacado que "se están intensificando los controles por parte de la Guardia Civil y la Policía Nacional, se están levantando muchas actas y denuncias por tenencia y consumo y se están llevando a cabo por parte de Subdelegación del Gobierno en Huesca la tramitación de numerosos expedientes por infracciones administrativas".

El plan prevé una intensificación de su actividad en época estival. El objetivo final de este plan es que haya zonas de diversión y de ocio saludables y seguras para los jóvenes en la provincia de Huesca.