La DPH aprobará los Planes de Obras
La DPH aprobará los Planes de Obras

La propuesta que llega al Pleno de la DPH ha logrado recoger todas las peticiones de los ayuntamientos en infraestructuras, equipamiento y servicios públicos en los municipios de la provincia. En total, verán la luz 487 actuaciones en los municipios de la provincia.

Cerca de 500 actuaciones y una inversión pública de 22 millones de euros son las cifras de los Planes Provinciales de Obras de la DPH para este año y el próximo que han sido aprobados por unanimidad en Comisión, y mañana será el principal asunto en el orden del día del Pleno. Se trata de una de las mayores inversiones económicas de la Diputación que va a llegar a la práctica totalidad de los municipios altoaragoneses y gracias a la que verán la luz proyectos en infraestructuras, equipamiento y servicios públicos.

El acuerdo en el Pleno es el último paso para que se puedan iniciar los trámites de contratación de las primeras obras, después de que en el mes de febrero se publicara la convocatoria a los ayuntamientos para la financiación de actuaciones con cargo a este plan de cooperación a las obras y servicios de competencia municipal. La Comisión de Cooperación y Obras Públicas de la DPH, encabezada por Armando Borraz y Francisco Mateo -presidente y vicepresidente de la misma-, ha sido la encargada de valorar y seleccionar las actuaciones que conforman la propuesta con un total de 487, donde se han recogido todas las peticiones de los ayuntamientos y llega a la sesión ordinaria con el respaldo de todos los grupos políticos.

La Diputación Provincial ha logrado sacar adelante con recursos propios este Plan Provincial de Cooperación que son el principal instrumento de la Diputación para propiciar inversiones de muy diversa índole en 200 municipios altoaragoneses y que sirven, a su vez, para dar respuesta a las demandas de ayuntamientos en pavimentación de calles, suministros de agua, saneamientos, o construcción y mejora de instalaciones públicas, centros sociales o infraestructuras deportivas, entre muchas otras. El presupuesto es de más de 10.800.000 euros para cada anualidad, de los que la aportación global de la Diputación Provincial está próxima a los 18 millones de euros.

Tras la eliminación de las partidas estatales, estos Planes se financian únicamente con la aportación de la Diputación Provincial, a la que cada año se suma el porcentaje que corresponde a las entidades locales beneficiarias. En los últimos años la Diputación ha centrado sus esfuerzos en reducir el porcentaje de aportación municipal, de forma que la administración provincial  y el resto se completa con la que harán cada uno de los ayuntamientos (1,9 millones de euros cada año). La inversión total para los dos años asciende a 21.642.195 euros, que supone mantener la capacidad inversora en los municipios de la provincia y la mano de obra que aportan empresas y autónomos.

El plan elaborado en el seno de la Comisión de Obras y Cooperación de la DPH con las peticiones de los ayuntamientos comprende desde la pavimentación de calles, obras de urbanización y acondicionamiento del entorno de espacios públicos, asfaltados perirubanos, nuevas captaciones de agua, construcción de edificios de usos múltiples, espacios deportivos, ensanche y ampliación de viales, hasta renovaciones en las instalaciones de alumbrado o rehabilitación de antiguos espacios para centros sociales.

Para la elaboración de los Planes Provinciales se ha tenido en cuenta la población, de manera que los municipios con menos de 500 habitantes reciben hasta 50.000 euros, los que tienen entre 500 y 1000 habitantes 60.000 euros habitantes y un máximo de 75.000 euros en el caso de hasta 20.000 habitantes, al estar la convocatoria destinada a municipios con población inferior a esta cifra. El importe total que le corresponde porque, por primera vez, la Diputación ya ha asignado una cantidad a todos los ayuntamientos tal como ya aparece en la convocatoria.

Con las cifras de los Planes Provinciales que salgan de la sesión plenaria y una vez aprobados definitivamente, los ayuntamientos podrán iniciar los trámites para contratar las obras cuyo plazo máximo será  el 30 de noviembre de 2016 en el caso del Plan de 2016 y se extenderá desde el 1 de enero hasta el 30 de noviembre de 2017 en el Plan de ese año.

Las obras con cargo al 2016 tendrán que ser adjudicadas por los ayuntamientos antes de finales del 15 de diciembre de este año, y todas estarán finalizadas antes de octubre el próximo año. Los mismos plazos se cumplen para el Plan Provincial, el plazo máximo de adjudicación es el 15 de diciembre de ese año y la ejecución ha tenido que realizarse con anterioridad al 30 de septiembre de 2018.

El importe de las actuaciones oscila entre los 12.000 y los 75.000 euros y hay municipios hasta con cuatro actuaciones, dos cada año, lo que les permite realizar obras en diferentes fases y se organizan en los siguientes capítulos: acceso a núcleos, pavimentación, alcantarillado y saneamiento, abastecimiento de aguas, recogida de residuos, cementerios, alumbrado público, parques y jardines, centros docentes, equipamientos culturales, patrimonio histórico-artístico, instalaciones deportivas, recursos hidráulicos, caminos vecinales y edificios municipales.