b_400_300_16777215_00_images_DPHpleno.jpg

Mañana jueves en el pleno de la Diputación Provincial de Huesca tanto el PP como el PAR presentan sendas mociones en defensa del papel de las diputaciones en referencia al acuerdo alcanzado entre PSOE y C’s para eliminarlas.

El PAR realiza su planteamiento con el formato de acuerdo institucional, para incluir a todos los grupos políticos de la DPH, y apunta acciones concretas destinadas a la continuidad, reforma y mejora de las administraciones locales, comarcales y provinciales aragoneses, instando “al Gobierno de Aragón a adoptar o propiciar en el menor plazo posible, cuantas medidas (presupuestarias, administrativas, legislativas…) sean necesarias para consolidar y optimizar el modelo aragonés de organización territorial en municipios, comarcas y provincias, y en particular aquellas orientadas al fomento de la colaboración entre instituciones en acciones por el desarrollo y bienestar de la sociedad, a la distribución de competencias y reforma de las entidades locales para asegurar la eficiencia y continuidad, a la garantía de la financiación de dichas entidades así como a la prestación de los servicios a los aragoneses.” De la misma manera, se insta “al próximo Gobierno de España a que igualmente impulse las actuaciones dirigidas a respetar el modelo aragonés de organización territorial, la autonomía municipal, las funciones de las diputaciones, y a dotar a las entidades locales de una financiación suficiente y estable para su labor clave al servicio de la sociedad.” Por ese mismo motivo, el Partido Aragonés propone al pleno de la Diputación, en otro punto de la resolución, “rechazar rotundamente los planteamientos políticos que, sin atender o conocer esta realidad propia de Aragón, exigen la eliminación absoluta de las diputaciones y de las comarcas o imponen la fusión forzosa de municipios, de manera que se condenaría a Aragón a la desertificación, pérdida de identidad o subdesarrollo, y a los aragoneses -sobre todo del medio rural- a la emigración o desasistencia de los poderes públicos.”

Por su parte la moción del PP plantea pedir en el pleno:

1.- Reivindicar el valor institucional de las Diputaciones Provinciales como gobiernos que cumplen la misión de cooperar en la vertebración territorial y de velar por la igualdad y acceso de todos los ciudadanos a los servicios necesarios.

2.- Exigir al futuro Gobierno de la Nación que respete estas instituciones para no castigar a los millones de españoles que, bajo su amparo, conviven en municipios rurales.

3.- Instar al Gobierno de Aragón y al Gobierno de España a reconocer el papel vertebrador de las Diputaciones Provinciales como instituciones básicas de la organización territorial del Estado y así mismo el de las comarcas como entidades prestadoras de servicios, mostrando su absoluto rechazo frente a cualquier iniciativa que vaya destinada a fines distintos.

4.- Reiterar que el presente inmediato de las Diputaciones, no pasa por su eliminación sino por alcanzar, junto con Ayuntamientos y entidades comarcales, el objetivo de dotarse de unas administraciones modernas y eficaces al servicio de los ciudadanos, en las que no se solapen competencias, y que cuenten con el mismo nivel de calidad y autosuficiencia de las demás Administraciones del Estado.