PSOE y Cs han pactado la eliminación de las diputaciones
PSOE y Cs han pactado la eliminación de las diputaciones

El Presidente de la DPH, Miguel Gracia, y el de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, han reivindicado su apoyo a las diputaciones provinciales por el papel fundamental que juegan para la prestación de los servicios en los municipios, especialmente en los más pequeños, y con ello para la pervivencia de estos. 

Ante el acuerdo para la gobernabilidad planteado en las últimas horas entre PSOE y Ciudadanos, ambos dirigentes han coincidido en argumentar que como responsables de estas instituciones provinciales “no podemos apoyar este acuerdo en la consulta que se realice”. “Nuestra marca distintiva es precisamente la defensa del medio rural, de los habitantes de los pueblos más pequeños; y la posibilidad que se nos plantea representa justamente todo lo contrario”, han dicho ambos presidentes. Los dos han recordado la labor fundamental de las diputaciones provinciales en la vertebración y cohesión del medio rural, sobre todo en territorios como el aragonés para mantener vivos los pueblos de estas provincias.

Sánchez Quero, como presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, se ha mostrado convencido de la importancia fundamental que esta institución tiene para la provincia como prestadora y coordinadora de una extensa cartera de servicios que incluye, entre otros, la asistencia y a asesoría a entidades locales, la administración electrónica, el planeamiento, la gestión y recaudación tributaria, la extinción de incendios, la mejora de las infraestructuras urbanas vías y obras, de equipamientos, el arreglo de caminos o la prestación de servicios sociales como la teleasistencia, la teleformación, las escuelas de adultos, los talleres de empleo, además de otros servicios de turismo, cultura y deporte.

Asímismo, desde la diputación provincial se convocan numerosos planes de ayudas diseñados a medida para los municipios, tanto para la mejora de los equipamientos locales y de los servicios básicos, como para el fomento del empleo y las necesidades que se detectan en los municipios.

Esta institución, ha señalado Sánchez Quero, se ha convertido durante los más de 100 años de historia en el principal valedor de los derechos de los vecinos del medio rural garantizando la prestación de los servicios básicos y de las inversiones. “Las diputaciones provinciales han sido claves para el mantenimiento de nuestros pueblos a pesar de los cambios estructurales que ha traído la globalización, de modo que su desaparición aceleraría la despoblación del medio rural, especialmente en provincias como la de Zaragoza, lo que conllevaría un coste social, cultural y medioambiental incalculable”, ha concluido.