Imprimir
Categoría: Alto Aragón
b_400_300_16777215_00_images_DPHTrufateBNF.jpg

La Diputación Provincial de Huesca prepara una nueva edición de Trufa-te que se celebrará en Binéfar el próximo 27 de febrero y en la que se ofrecerán más de 12.000 tapas elaboradas por diez restauradores locales y todas con un ingrediente en común: la trufa negra recolectada en tierras altoaragonesas.  

Por noveno año consecutivo, tiene lugar uno de los mayores eventos populares dedicados a trufa negra y hoy el Presidente, Miguel Gracia, ha dado a conocer los detalles de esta cita que “es posible por las sinergias entre agricultores, restauradores y la propia Institución”.

Productos de la zona como la ternera de Binéfar, las verduras, pero también las migas, el huevo o el bacalao van a maridar este año en el menú que se ha diseñado con el característico aroma y sabor de la trufa negra. En total serán 12 kilos de trufa, un manjar que ya en el Egipto faraónico, y después en la Grecia clásica, conquistaba los paladares de aquellos que se podían permitir el placer de probarlo.

Quienes estarán al frente de la cocina de trufa-te9 serán los establecimientos Aneto y El Aljibe, el restaurante El Segalar, el mesón La Litera, los restaurantes Di Marco y Ordesa, el café L'Arcada, el bar El Cierzo y el restaurante La Lonja. Así, por dos euros y medio quien se acerque hasta el recinto de La Algodonera podrá degustar dos tapas acompañadas de caldos de la Denominación de Origen Somontano, y también de cerveza Mahou-San Miguel o de agua Veri y Vilas del Turbón, que vuelven a colaborar en esta cita.

En Binéfar, el Presidente de la Diputación ha dicho que esta cita está planteada “en formato itinerante” para poner “al alcance del consumidor” un producto que crece y se recoge en nuestro entorno y también para “facilitar a los restaurantes se acerquen a la utilización en sus cocinas”. En referencia a la truficultura, el Presidente de la Diputación Provincial resalta el papel que juega para “generar economía en el medio rural” y al mismo tiempo “fijar población”, de manera que “muchos jóvenes se están quedando en el medio rural”, en unos casos con las plantaciones de la trufa como único recurso y en muchos otros como complemento a otras actividades del sector turístico, por ejemplo. Aunque tradicionalmente la trufa se recogía solo en las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza, ahora se está ha extendido en diferente medida a las diferentes zonas de la provincia, en La Litera hay a día de hoy 60 hectáreas dedicadas a este cultivo.

Esta novena edición está organizada en colaboración con el Ayuntamiento de Binéfar, cuyo alcalde, Alfonso Adán, ha hablado de la vinculación del municipio a los productos agroalimentarios y del sector trufero como parte ya de la economía de la provincia. Adán anima a la participación porque, como ha explicado, se ha preparado durante toda la jornada un programa de actividades en torno a esta muestra gastronómica. Durante toda la jornada habrá un tren turístico que, por la tarde, hará la ruta desde plaza de España hasta el recinto ferial, donde también se instalarán hinchables para diferentes edades. Por la mañana también se va a celebrar Feria del Remate, organizada por la Asociación de comercio y servicios de Binéfar y Comarca de La Litera.

Miguel Gracia ha situado trufa-te como la principal acción de promoción de la trufa negra que la Diputación de Huesca lleva organizando desde hace nueve años pero el trabajo comenzó anteriormente, desde el año 2002 se fomenta la truficultura a través de  programas de ayudas para su cultivo, con lo que se ha conseguido que Huesca sea una de las provincias españolas con más peso en este sector. Algo que no sería posible sin el CIET, un centro de investigación que busca mejorar la producción de los cultivos y que forma y asesora a los truficultores altoaragoneses.

Trufa-te es el gran escaparate de la trufa negra altoaragonesa y como tal allí se podrá también adquirir trufa fresca al detalle en el punto de venta que tendrá habilitado la Asociación de cultivadores y recolectores de trufa de Aragón, cuyo presidente, José Vicente Girón, ha participado hoy también en este acto que ha tenido lugar en el Centro cultural y juvenil de Binéfar y donde también han estado presentes María Rodrigo, responsable de Iniciativas de la DPH, y José María Isábal, concejal de Desarrollo de Binéfar, y propietarios y cocineros de los establecimientos participantes.

Diez establecimientos, diez tapas, un solo recinto

El recinto ferial de La Algodonera de Binéfar acogerá esta novena edición de trufa-te donde diez establecimientos de la zona ofrecerán diez tapas diferentes. Montse Travé, del restaurante Di Marco, ha puesto hoy voz a los hosteleros y ha agradecido tanto a DPH como al Ayuntamiento “por hacer posible que el día 27 podamos estar todos juntos vendiendo un producto magnífico y que en Binéfar hasta ahora no conocemos demasiado”. Según ha detallado, el menú es amplio “para que todo el mundo pueda encontrar tapas de su gusto”, desde entrantes, verduras, carnes, pescados y postres, todos irán aromatizados con el peculiar toque de la Tuber Melanosporum.

El menú se compone de tres tapas que pueden hacer las veces de entrante, son las del bar Aneto, que ofrecerá unas migas con huevo frito trufado; la de El Aljibe, que dispondrá una bola de patata con crema de setas y trufa y la del Restaurante El Segalar, que ofrecerá verduras de temporada con carrilleras de ternera de Binéfar al aroma de la trufa.

Para continuar con los pescados y las carnes, una albóndiga de bacalao con trufa al baño de pimiento amarillo será la receta que ofrecerá el restaurante La Litera, que además es apta para celíacos, y la brandada de bacalao trufada será protagonista de la tapa del Restaurante Ordesa. El Restaurante Di Marco presenta una bomba de ternera trufada con huevo, L'Arcada se decanta por un montadito de láminas de varilla de cerdo al horno con cebolla caramelizada y reducción de módena trufado, y El Cierzo maridará el aroma de la trufa con la carne de ciervo en una suculenta albóndiga.

Para terminar con dulces, el restaurante La Lonja ofrecerá una sopa de chocolate blanco trufada con bizcocho de cacahuetes y helado de fresa, y siguiendo con los placeres fríos, la cafetería Chantilly prepara un helado de trufa elaborado por Chelats Sarrate, sobre tierra de brownie y manzana en jugos.

Con todos estos sabores el visitante disfrutará de trufa-te, un evento que ofrece gastronomía de calidad a precios populares y que ha conseguido reunir a la hostelería local con los productores de trufa y todos los altoaragoneses y visitantes que quieran dejarse llevar por los olores y sabores de este preciado hongo.

 

 

 

 

 

 

 

P

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de uso en la web. Para saber más acercar de las cookies que usamos y para saber como borrarlas, mire política de privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information