b_400_300_16777215_00_images_Ercros.jpg

Las fábricas de Ercros en las localidades altoaragonesas de Sabiñánigo y Monzón han renovado el sello de Responsabilidad Social de Aragón (RSA) otorgado por el Gobierno aragonés junto con las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos UGT y CCOO.

Esta acreditación reconoce las buenas prácticas en materia de responsabilidad social de los centros de producción aragoneses y su adhesión a los principios de sensibilización, compromiso, formación y transparencia.

Las plantas de Sabiñánigo y Monzón obtuvieron el sello Responsabilidad Social de Aragón en 2016 y este año lo han renovado. Para ello se han sometido a un proceso de diagnóstico y validación de sus buenas prácticas en materia de responsabilidad social y han firmado un compromiso de transparencia en la gestión, respeto a las personas empleadas, excelencia en la gestión y protección del entorno y el medioambiente.

Estas dos fábricas pertenecen a la división de derivados del cloro de Ercros. La actividad de la fábrica de Monzón está centrada en la producción de compuestos de PVC con múltiples aplicaciones: cables, tuberías, envases, persianas, ha detallado la empresa en una nota de prensa. Sabiñánigo articula su actividad alrededor de la fabricación de cloro, cloroisocianuratos y potasas, y es el primer centro productor europeo de tabletas para el tratamiento del agua de piscinas.

Esta nueva certificación se suma a las diferentes acreditaciones que ya posee Ercros en materia ambiental (ISO 14001, ISO 14064, ISO 5001 y EMAS), de calidad (ISO 9001) y de prevención (OHSAS 18001).