b_400_300_16777215_00_images_CarlosEspejo.jpg

El próximo viernes 31 de Mayo a las 20:45, el joven montisonense Carlos Espejo presenta su segunda obra de teatro “Iliria, Tempestades y William” en el hall del hotel Más Monzón.

Se trata de la continuación de su primera obra “Mi Nombre es William”. Esto está dentro de un proyecto con el cual Carlos quiere acercar a los jóvenes el teatro al clásico. Es docente, actor y director de teatro, y con esta obra intenta hacer que los lectores se sumerjan de lleno en la obra del Bardo Inglés.

 

De nuevo nos encontramos con un actual y joven William Shakespeare que está de luna de miel en una isla perdida en el Mar Adriático que se llama Iliria donde dicen que la magia y la inspiración pasean por sus calles. Su esposa, Julieta, no comparte la idea de que su luna de miel sea sinónimo de trabajo. Justo llegan en época de Tempestades, una época misteriosa que harán que nuestros protagonistas tengan una estancia un tanto especial.

 

Al igual que la primera entrega, todos los personajes que aparecen en esta obra son extraídos de la obra de Shakespeare (a excepción de William, y las musas Talía y Melpomene). Los personajes de este libro provienen de las obras: “El Rey Lear”, “Noche de Reyes” y “La Tempestad”.

 

El autor invita a todas las personas interesadas a asistir a la presentación de una nueva obra que nos trae misterio, amor y venganzas, sin olvidarnos del teatro, de mucho teatro.

Biografía

Carlos Espejo nació en Monzón,  el 31 de agosto de 1991. 
Con ocho años se apunta a la extraescolar de teatro, y es ahí cuando descubre su verdadera vocación. Descubre que sobre las tablas su imaginación puede volar y convertirse en un personaje que a alguien se le ocurrió un día. Quiso plasmar esto en un papel. 
Años más tarde entra en el grupo de teatro Rebulizio del colegio Salesianos de Monzón y es aquí, de la mano de Josan Montull y Nines Alegre, donde realmente descubre que en el futuro quería dedicarse a este mundo. 
Cuando se va a la universidad en Zaragoza, trabaja un año con Marian Pueo y Raquel Anadón (teatro Che y Moche). Con ellas aprende y asienta las bases de lo que es él hoy en día, tanto como actor como director. Es en el periodo de Zaragoza cuando Carlos conoce a Shakespeare y se enamora de su obra. 
Ahora, siendo profesor de Educación Física además de actor y director de la compañía que le vio crecer, Carlos quiso mostrar a los más jóvenes de Rebulizio la obra del genial bardo inglés.