b_400_300_16777215_00_images_DiocesisObispo.jpg

La diócesis Barbastro-Monzón celebra el Día de la Iglesia Diocesana el domingo 15 de noviembre con el objetivo de concienciar a la población para que sientan la Iglesia como propia, para mantenerla y para seguir mejorando la sociedad.

Así lo destacaban los responsables pastorales de la diócesis, D. José Huerva y el Obispo, D. Ángel Pérez Pueyo, destacando que esta zona es de las más solidarias de toda España y haciendo hincapié en que “de las ayudas que recibimos de los ciudadanos, el 96% de ese dinero llega de verdad a los necesitados, y además de cada euro que recibimos, se convierte en 2,34 euros, en ayuda a inmigrantes, a desempleados, a mujeres maltratadas, a educación”.

El Obispo ha puesto sobre la mesa que durante 2014 en la Diócesis se oficiaron 565 bautismos, 294 confirmaciones, 588 comuniones y 153 matrimonios; Pérez Pueyo agradecía la solidaridad de muchas personas que hacen el bien, personas anónimas que ayudan a los demás. Además hacía hincapié en cuatro palabras que definen el papel actual de la Iglesia: Celebrar (la propia vida), Anunciar (de ello se encargan los catequistas y los propios miembros de la iglesia), Servir (centros asistenciales para atender a los necesitados, a los pobres, marginados, menores, drogodependientes…) y por último Mejorar (en referencia al papel que desempeña la Iglesia para intentar hacer una sociedad más igualitaria y justa).

El Obispo ha señalado que la Diócesis va a proceder a una auto-Auditoría para intentar mejorar aún más la atención a los demás.