Ascensor.jpg

Se trata de la modificación de un artículo de las normas urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) relativo a los supuestos en los que se debe exigir la instalación de ascensores en los edificios con el fin de ofrecer mayores facilidades constructivas. 

La Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Monzón la propone al pleno, para su aprobación definitiva este viernes.

 

Esta modificación supone remitir la exigibilidad de ascensor a los supuestos en los que la normativa de aplicación en materia de accesibilidad así lo requiera y no cuando los edificios cuenten con cuatro plantas o más, como indicaba hasta ahora. También se eleva el número de viviendas que se considera es capaz de dar servicio un ascensor, pasando de las 14 que contempla en la actualidad a 24.

El pleno, que ya dio luz verde inicialmente a estas modificaciones, votará este viernes la aprobación definitiva de la alteración tanto de este artículo como de otros dos referentes a la ubicación de las escaleras que dan acceso a las cubiertas planas situadas sobre las viviendas de la última planta y a la superficie que pueden ocupar.

El concejal de Urbanismo, Raúl Castanera, explica que “el objetivo de esta modificación, que comenzó a tramitarse en el anterior mandato, persigue dar facilidades constructivas y adaptar el PGOU a la situación actual, ya que hoy en día los edificios cuentan con mayor número de viviendas de las que se construían cuando se redactó”.