Los grupos municipales de Izquierda Unida y Chunta Aragonesista presentaron al pleno extraordinario sendas mociones relativas a promover un referéndum nacional para elegir monarquía/república como forma de gobierno tras la renuncia del rey Juan Carlos I.

Las mociones se defendieron de manera conjunta aunque después las votaciones se hicieron por separado. Tanto CHA como IU coincidieron en defender que era el momento de que la ciudadanía decida qué tipo de forma de Estado quieren los españoles.

Desde el equipo de gobierno se apuntó a la oposición que las mociones estaban mal planteadas, toda vez que no se puede solicitar directamente un referéndum, sino que hay que solicitar una reforma de la Constitución, y seguir los pasos que marca la carta magna para ello, y que entonces la sociedad decida.