b_400_300_16777215_00_images_Atades-Ayto-Jardineria.JPG

El gerente de la Fundación asistencial ATADES Huesca, Miguel López Sánchez, y el alcalde de Monzón, Isaac Claver, han firmado un convenio de colaboración para dos jardines municipales.

El acuerdo posibilitará que los 10 alumnos de la escuela taller de jardinería Monflor, que ATADES puso en marcha en el centro Reina Sofía de Monzón, realicen sus prácticas en dos espacios verdes públicos de titularidad municipal, los jardines del paseo Jesús Laborda Ferrer y el parque infantil de la calle El Molino. 

Continuando con la colaboración entre ambas entidades, que se remonta dos décadas atrás, la concejalía de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Monzón vuelve a unirse al centro Reina Sofía en la promoción de la integración social de las personas con discapacidad intelectual, apoyando diferentes acciones enmarcadas en los proyectos que ATADES desarrolla. En el caso de la escuela taller Monflor, que cuenta con el respaldo del INAEM, los alumnos son menores de 25 años con discapacidad intelectual o en riesgo de exclusión social. 

Los alumnos, sus profesores y la directora del centro montisonense, María Ángeles Delgado, han visitado uno de los espacios de cuyo cuidado se van a encargar junto con el alcalde, Isaac Claver; el gerente de la Fundación asistencial ATADES Huesca, Miguel López Sánchez; y el concejal Asuntos Sociales, Salvador Sarrado. El alcalde, Isaac Claver, ponía en valor “el mérito y el esfuerzo” de los alumnos de la escuela taller y explicaba que este es un paso más de la “continua colaboración que el Ayuntamiento mantiene con ATADES Huesca. Tenemos esa convicción moral de la buena labora que realizan y queremos que así siga siendo en Monzón y en toda nuestra comarca”. 

Por su parte, el gerente de la entidad asistencial agradecía al Ayuntamiento la firma de este convenio y explicaba que para que haya una verdadera inclusión es clave la formación, ya que los certificados del INAEM que dicha formación concede facilitan su entrada en el mundo laboral.  “Si encuentran un trabajo tendrán una vida independiente y eso es lo que tenemos que conseguir entre todos. Qué mejor manera de formarse que poder hacer unas prácticas en unos entornos adecuados para aprender”. 

 

Mantenimiento de jardines y zonas de juego

Durante una semana, los 10 alumnos, junto a dos profesores, se encargarán de llevar a cabo tareas de mantenimiento y la resiembra del césped, la eliminación de chupones de los árboles y el tratamiento de las maderas infantiles del paseo Jesús Laborda Ferrer. Tras ese periodo, las prácticas se reducirán a un día semanal dedicado al mantenimiento del que se ocuparán un profesor y cinco alumnos. En el caso del parque infantil de la calle El Molino, los alumnos desyerbarán el espacio, tratarán las maderas infantiles y nivelarán y rellenarán la arena, además de ocuparse de la zona ajardinada manteniendo el césped, plantando setos y realizando una plantación de calabaza lufa en la valla que separa las zonas de acequia y agrícola. También en este espacio, una vez concluida la semana de trabajo, realizarán labores de mantenimiento semanales.