b_400_300_16777215_00_images_CinemmetroSanJuanBosco.jpg

El Ayuntamiento de Monzón ha instalado, de forma provisional, un cinemómetro en la calle San Juan Bosco que informará a los conductores de la velocidad a la que están circulando por la antigua travesía de la N-240 en dirección a Huesca y contará el número de vehículos que pasan por ella cada día.

Con este radar pedagógico se pretende concienciar de la importancia de respetar las velocidades máximas en las vías urbanas, donde la limitación es de 50 kilómetros hora, variando del verde al rojo el color de los números que informan de la velocidad alcanzada con el fin de que los conductores sean conscientes de que están superando el límite establecido y levanten el pie del acelerador.

Además, este cinemómetro cuantifica el número de vehículos que circulan por esta vía diariamente, lo que según el concejal en funciones de Servicios y Policía del Ayuntamiento de Monzón, David Martínez, “permitirá cifrar el tráfico que soporta esta vía, una de las más transitadas de la ciudad”. “Es una calle con numerosos pasos de cebra y, por tanto, atravesada diariamente por muchos peatones. Con este cinemómetro, que funcionará durante una semana, queremos incidir en la seguridad vial dentro de la ciudad, recordando la importancia de respetar los límites de velocidad. Es una medida disuasoria que trata de concienciar, pero no vamos a multar a los vehículos que superen la velocidad permitida”, añade.