b_400_300_16777215_00_images_ParqueAcuaticoObras.JPG

Las obras de renovación del revestimiento de los tres vasos del parque acuático de Monzón avanzan a buen ritmo y estarán finalizadas en los próximos días y las instalaciones puedan abrir sin problema en la fecha prevista.

Esta mejora, consistente en la aplicación de un tratamiento de impermeabilización en paredes y suelos y la colocación de revestimiento cerámico porcelánico, ha supuesto una inversión que asciende a 190.000 euros.

Los trabajos, que pretendían mejorar este espacio lúdico deportivo, han supuesto la eliminación de la pintura, manchas de moho y humedades de suelo y paredes para colocar revestimientos con piezas de gres porcelánico, y la demolición del borde cerámico, que ha sido sustituido por un nuevo remate con superficie antideslizante. Además, se ha demolido la isla más pequeña del vaso de recreo para ganar más superficie de lámina de agua. Entre los tres vasos, se ha actuado en un total de 1.089,710 metros cuadrados.

El alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, explica que “era una necesidad que veníamos observando hace varios años ya que nos hemos visto obligados a pintar los vasos en diferentes ocasiones. Aunque requería una inversión importante, creíamos que no se podía dilatar más en el tiempo con el fin de ofrecer este servicio en las mejores condiciones a los miles de bañistas que cada verano disfrutan de este complejo acuático y que, sin duda, notarán la mejoría”.

El parque acuático montisonenses, formado por una piscina lúdica con grandes toboganes, un vaso para nadar y otro de recreo para los niños más pequeños, volverá a abrir sus puertas el 12 de junio y las cerrará el 1 de septiembre. Cada año este complejo de ocio y deporte supera los 60.000 usos.