b_400_300_16777215_00_images_DesfibriladorCentroCivico.jpg

El centro cívico de Monzón ya cuenta con un desfibrilador automático con el que, en caso de necesidad, se podrá asistir a una persona que esté sufriendo un infarto. Se suma así a otras dependencias municipales que disponen de estos equipos de emergencia que solo pueden ser utilizados por personal formado para ello.

Cumpliendo la normativa aprobada por el Gobierno de Aragón, que regula su instalación y uso fuera del ámbito sanitario, el Ayuntamiento de Monzón ha colocado un desfibrilador automático (DEA) tras el mostrador de recepción de este espacio que acoge decenas de actividades culturales, educativas y sociales.

La concejal de Participación Ciudadana, Milva Bueno, explica que se trata de una instalación “que tiene gran afluencia de público debido a que congrega muchas sedes de asociaciones locales, además de que los espacios de los que dispone se utilizan habitualmente para reuniones, conferencias u otro tipo de actos abiertos al público. En las próximas semanas, se realizará una jornada de formación dirigida a todas las asociaciones y entidades que tienen sede en el centro cívico, al igual que para el personal municipal”.

El Ayuntamiento cuenta con desfibriladores en las dependencias de la Policía Local, ubicadas en la casa consistorial, en uno de los vehículos de este cuerpo de seguridad, en el pabellón de Los Olímpicos y en los campos de fútbol. Todos ellos pueden ser utilizados en caso de ser necesarios por personal con la formación adecuada para manejarlos.