b_400_300_16777215_00_images_AcequiaPaules.JPG

La brigada de servicios del Ayuntamiento de Monzón ejecuta estos días las obras de entubado del tramo urbano de la acequia Paúles que discurre a la altura del antiguo paso a nivel con barreras de la vía férrea Zaragoza-Lérida, en la linde con la calle Huesca del barrio del Palomar.

Los trabajos consisten en la instalación de un tubo de polipropileno corrugado, de 1,2 m de diámetro, a lo largo de 70 metros.

El concejal de Servicios, David Martínez, comentó que el Ayuntamiento se ha puesto de acuerdo con el sindicato de riegos para llevar a cabo la actuación y colocar los tubos de propileno, por los que circula el agua mejor que por los de hormigón. También se construyen tres pozos de registro. Anteriormente se entubaron los tramos que discurrían a cielo abierto por las calles Sobrepuerto y Sevilla y por el parque Jaime Llorens.

El alcalde, Álvaro Burrell, apuntó que el Ayuntamiento tiene sobre la mesa el plan de entubado del tramo que pasa junto al silo de la estación de Renfe. “En esta misma actuación hemos limpiado el cajero, y aprovecharemos la siguiente ventana de la campaña de riegos para colocar los tubos, lo que resolverá definitivamente un problema cuya solución hemos perseguido durante el mandato”, agregó.

La acequia de Paúles nace en el Cinca, riega una de las huertas más tradicionales de Monzón y desemboca en el cauce del Sosa, ya en el extrarradio del casco urbano.