b_400_300_16777215_00_images_Remate2019Febcartel.jpg

La presidenta de la Asociación de Empresarios de Monzón y Cinca Medio, Beatriz Arregui, se ha dirigido a los comercios asociados y a la ciudadanía en general, lamentando profundamente la polémica con la concejalía de Políticas de Igualdad del ayuntamiento de Monzón.

“La AEMC en ningún momento ha pretendido utilizar de manera humillante, ni desprestigiar la imagen de las mujeres. Si bien, es cierto que el mayor porcentaje del público que acude a comprar al remate son mujeres. La imagen fue elegida, simplemente, por su frescura, y la connotación divertida que refleja. En absoluto se pretende desmarcar al público masculino del evento, ni “invadir” la imagen de las mujeres, ni por supuesto, no había ninguna intención causar malestar por el mensaje “implícito” de asociar a las mujeres con un evento comercial” señala la asociación.

La concejalía de Políticas de Igualdad emitía un comunicado a mediodía informando que hacía las siguientes puntualizaciones en relación con el cartel de la campaña publicitaria de la Feria del Remate de Monzón, organizada por la Asociación de Comercio con la colaboración del Ayuntamiento:

1.- La imagen gráfica no resulta acertada en el contexto de las políticas de igualdad impulsadas en el actual mandato. El mensaje que asocia exclusivamente a las mujeres con las rebajas, y además en una actitud poco edificante, no se ajusta a la realidad.

2.- Aun entendiendo que cualquier cartel busca “impactar”, este en concreto invade la imagen de las mujeres y causa malestar por ese mensaje implícito de asociarlas a un evento comercial concreto.

3.- La campaña de Navidad, con el lema “A comprar a Monzón”, fue un acierto. En esta ocasión, el Ayuntamiento se desmarca expresamente de una publicidad diametralmente opuesta a los postulados de igualdad de sexos que defiende.

Desde la asociación la presidenta señala que “en ningún momento se ha pretendido dejar en mal lugar a la asociación, ni por supuesto a las mujeres, ni entrar, por supuesto,  de ninguna de las maneras en cuestiones políticas. Si alguien se ha sentido molesto, pedimos disculpas”. No obstante Arregui ha sido crítica con la concejalía al apuntar que “cuando nos ha llamado la concejal mostrando su malestar por el cartel, ya había enviado la nota a medios y redes sociales sin dejarnos margen de maniobra. Podría haber actuado de otra manera, sinceramente”. La asociación ha retirado los mupis y ha pedido a los comercios que retiren el cartel si lo estiman oportuno.