b_400_300_16777215_00_images_PlenoDic18.jpeg

El pleno de presupuestos del ayuntamiento de Monzón registró la “sorpresa” de que se aprobaron las cuentas para 2019 (con 17M€) pero solo con los votos a favor del PSOE, ya que su socio de gobierno municipal Cambiar, Partido Popular, PAR y Ciudadanos, se abstuvieron.

Cambiar presentó una moción a las cuentas ya que sigue oponiéndose a la subvención directa de 200.000 e para el Belén de Monzón, y propuso que se destinara esa cantidad a otros proyectos como la mejora de la iluminación de los campos de fútbol de la ciudad y de la zona del parque de la Azucarera (150 mil y 50 mil respectivamente).

De nuevo hubo “intercambio de golpes” entre Cambiar Monzón secundado por el PP sobre la gestión del Belén, frente a quienes defendían la ayuda al mismo (PSOE – PAR– C’s ). El alcalde y concejal de Hacienda, Álvaro Burrell, explicó que son unos presupuestos realistas y prudentes y que en marzo cuando se liquide seguramente habrá remanente para acometer otros proyectos y destacó que la ciudad está en el 55% de endeudamiento, bastante lejos de lo permitido. Desde Ciudadanos se abstuvo su concejal, el PAR explicó su abstención como un voto de ciudad defendiendo inversiones importantes como la oficina del Inaem o el colector de aguas fecales de la Armentera, mientras que el PP los calificó de “continuistas y poco ambiciosos” ya que según Rosa María Lanau no se invierte pero se aumenta el gasto corriente, sin apoyo a empresas, comercio u hostelería.

Finalmente solo los votos del PSOE (5 pues Gonzalo Palacín estaba ausente) sirvieron para dar el visto bueno a los 17 millones de € que tendrá el ayuntamiento como presupuesto para 2019, año de elecciones no olvidemos…