b_400_300_16777215_00_images_CaritasDiversidad.jpeg

La concejal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Monzón, Alicia Moli, y el director de Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón, José Luis Escutia, presentaban el proyecto de servicio de ludoteca para jóvenes con discapacidad que va a desarrollar esta organización con la complicidad del Consistorio.

El objetivo se resume en atender a una franja de edad entre los 12 y los 20 años, y como primer paso, Cáritas abrirá este sábado el espacio de tiempo libre Diversidad en un local de la calle Mayor, que funcionará los viernes por la tarde y los sábados todo el día. El Ayuntamiento se ha implicado en el sentido de que, tras extraer conclusiones al cabo de unos meses, es muy posible que asuma una parte del mismo.

Escutia explicó que Cáritas encargó en su día el informe “La realidad social de las personas con discapacidad”, el cual muestra la laguna asistencial del servicio de ludoteca para las familias con miembros con diversidad funcional mayores de 12 años.    

La concejal de Asuntos Sociales detalló que la Ludoteca Municipal, a la que asisten algunos niños con necesidades especiales, atiende la horquilla de uno a doce años. “Una ordenanza municipal regula el servicio, y estamos dispuestos a modificarla para llegar hasta los 14 años y respaldar así el proyecto de Cáritas”, explica.

Escutia reconoce que se trata de una iniciativa compleja por la variedad de perfiles de edad y discapacidad. “Somos conscientes de tal complejidad, pero hemos pensado que lo mejor es probar y ajustar sobre la marcha. En función de esos perfiles y el número de los usuarios, tomaremos decisiones”, señala.

El Espacio Diversidad se activará con dos personas al frente, lo que permitirá la atención a una quincena de usuarios. Escutia indica que regirán los mismos precios y horarios que en la Ludoteca Municipal “para que se vea que es un proyecto ensamblado con el Ayuntamiento”.

Sobre el modo de acceder, aconsejó hacer una primera llamada informativa a la organización. El servicio se abre al conjunto de los vecinos de la Diócesis. Después del periodo de “primeras experiencias”, si el balance resulta satisfactorio Cáritas y el Ayuntamiento firmarán un convenio.