b_400_300_16777215_00_images_AlunizajeMovistar.jpeg

La Policía Nacional ha desarticulado una importante banda de “aluniceros” por la comisión de 20 robos en todo el territorio nacional en los últimos dos meses; entre ellos, en la tienda Movistar en la Avenida Lérida de Monzón de la que no pudieron llevarse nada a pesar de causar importantes destrozos.

Agentes de Policía Nacional detenían en Madrid a ocho  integrantes de un grupo criminal de “aluniceros” por la presunta comisión de 20 robos con fuerza en distintos comercios de toda España. Los arrestados cometían los robos con gran rapidez y precisión, llegando a cometer en una noche y en el intervalo de una hora, hasta cuatro robos. En  los cinco registros efectuados en el madrileño distrito de Usera, donde tenían su base de operaciones los detenidos, se han recuperado un total de 70.000 euros en efectivo, efectos procedentes de los asaltos cometidos y útiles con los que cometían los robos.

La investigación se inició a finales de junio tras el robo cometido en una tienda de telefonía de la ciudad de Huesca, que se frustró al verse sorprendidos por un coche patrulla de la Policía Local, dándose los autores a la fuga a gran velocidad y arremetiendo contra los agentes, causándoles lesiones. Agentes de Policía Nacional de la comisaría de la capital oscense iniciaron las primeras investigaciones, consiguiendo ubicar a alguno de los presuntos autores en el distrito madrileño de Usera y averiguando que formaban parte  de un grupo criminal con una frenética actividad delincuencial, por lo que se conformó un equipo de trabajo conjunto con la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

En julio intentaron el asalto a la tienda Movistar de Monzón, pero les salió rana ya que la misma disponía de un sistema de vigilancia y alarma que elimina la visibilidad por lo que el botín fue nulo. Los autores huyeron y abandonaron el vehículo utilizado en Lérida.

La ruta del robo

Durante la investigación se pudo determinar la rapidez y precisión con la que actuaban los detenidos, llegando a cometer cuatro asaltos durante una hora en distintas localidades de las provincias de Córdoba y Jaén. Además, tan solo en los meses de julio y agosto actuaron en distintos puntos de la geografía española como en Asturias, Jaén, Córdoba, Huesca, León, Murcia y Madrid, siendo la gran mayoría en tiendas de telefonía y joyerías.

La banda desarticulada normalmente violentaba los establecimientos empotrando vehículos de alta gama que habían sustraído previamente, no dudando en embestir si acudía una patrulla policial, ni en conducir de forma temeraria constituyendo un peligro para la seguridad vial.

Las pesquisas realizadas por los agentes permitieron detectar a los miembros de la banda y localizar sus domicilios. Al tratarse de un grupo organizado, los investigadores establecieron un dispositivo conformado por agentes de Madrid y Huesca, durante el que se practicaron cinco entradas y registros de forma simultánea en los domicilios que permitieron el arresto de los investigados. Durante los registros se han recuperado 70.000 euros en efectivo, efectos procedentes de los asaltos -ordenadores, tablets, teléfonos móviles, relojes de alta gama- así como útiles para cometer los robos -inhibidores de frecuencia, centralitas electrónicas para sustraer vehículos, llaves de vehículos-.

Con esta operación policial se han esclarecido 36 hechos delictivos – 20 robos a comercios, nueve sustracciones de vehículos, 3 falsedades documentales, delitos contra la seguridad vial, usurpación de estado civil y pertenencia a organización criminal.

Finalmente los ocho detenidos -seis hombres y dos mujeres- pasaron a disposición judicial.