b_400_300_16777215_00_images_ARRUagosto18.JPG

La directora general de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón, María Teresa Andreu, acompañada por el alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, ha visitado hoy los trabajos ejecutados en 2015-2017 dentro del plan  de obras del Área de Regeneración y Renovación Urbana del Casco Antiguo de Monzón (ARRU). El plazo de justificación terminó en febrero.

En  el marco del Plan Estatal de Fomento de la Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, el Ministerio, la DGA y el Ayuntamiento firmaron en 2014 las condiciones del ARRU 2014-17. En números redondos, el Ministerio asumió el 22% del coste subvencionable, la DGA el 10% y el Ayuntamiento el 14%.

La inversión global, suma del desembolso de los particulares y el de las administraciones, ha alcanzado los 4,1 millones de euros. En total, se han renovado 14 viviendas y rehabilitado 74 (en estos casos, arreglo de cubiertas y fachadas, principalmente), y se han hecho obras de reurbanización en las calles Arriba, Cubierta, Comas y Berenguer de Peralta.

Las subvenciones concedidas a los particulares se sitúan en 1,35 millones de euros, y el dinero aportado por el Ministerio y la DGA en 1,4 millones (se incluyen las ayudas a las obras de reurbanización promovidas por el Ayuntamiento).

Burrell ha destacado que la inversión municipal en el casco antiguo va a superar en este mandato los 750.000 euros: 360.000 para viviendas, 206.000 para calles y 200.000 para recuperar el inmueble de la calle Mayor, 15 (actuación promovida unilateralmente por el Ayuntamiento).

Andreu ha felicitado al alcalde por la variedad de los proyectos y ha indicado que el Ministerio publicó en marzo el decreto del Plan Estatal de la Vivienda 2018-2021 y está a la espera de una reunión bilateral, en septiembre, para firmar convenios de ARRU a tres bandas, y entre ellos el de Monzón. En su opinión, los ARRU deben ser más ambiciosos. “El Plan lo sacó el anterior Gobierno central, y creo que se puede mejorar”, ha añadido.