b_400_300_16777215_00_images_CALLE_MADRE_RAFOLS.JPG

La calle Madre Rafols, junto a la explanada que sirve de aparcamiento, junto al río Sosa, mejora su seguridad gracias a las obras que se han realizado, en las que se ha delimitado una franja peatonal con bolardos y una barandilla.

Los trabajos los ha ejecutado la Brigada de Servicios. Con las obras se han realizado unas escaleras para acceder al aparcamiento, en el encuentro de las calles Padre Manolo y Teresa de Calcuta, y la barandilla procede de otra instalación. Así mismo, se han colocado tres farolas y los focos del mástil preexistente se han reorientado para dar luz a la explanada.

Por otro lado, en una actuación paralela, la Brigada ha renovado la instalación de focos del camino del Sosa entre los puentes de la carretera N-240 y La Jacilla (algunos estaban rotos por actos de gamberrismo). El concejal de Servicios, David Martínez, ha destacado la “efectividad” de ambos trabajos desde los puntos de vista de la seguridad y comodidad de los ciudadanos.