b_400_300_16777215_00_images_PuntoEncuentroFamiliar.jpg

El Punto de Encuentro Familiar de Monzón ha sido renovado a Cáritas Barbastro-Monzón para este ejercicio de 2018 y 2019 mediante decreto de alcaldía por un importe anual de 14.500 €.

Este servicio es el lugar de transición orientado a la normalización del régimen de visitas a los niños tras una separación y/o divorcio, y en Monzón viene siendo utilizado por un centenar de personas más o menos. La de Cáritas fue la única oferta presentada y se puede prorrogar un año la contratación.

Objetivos:

Favorecer el cumplimiento del derecho de los hijos a relacionarse con ambos progenitores o familia extensa.

Ofrecer asesoramiento y orientación para mejorar las relaciones paterno – filiales, independientemente de la ruptura como pareja.

Prevenir situaciones de violencia en relación con el cumplimiento de derecho a visitas.

Establecer los vínculos familiares necesarios para un buen desarrollo psíquico, afectivo y emocional del menor.

Dirigido a:

Progenitor no custodio sin vivienda en la localidad o que no reúna condiciones o cuando circunstancias personales (tratamiento de enfermedades, toxicomanías, carencia de habilidades…) aconsejen supervisión de estos encuentros.

Familias en las que existe oposición o bloqueo por parte del progenitor custodio al régimen de visitas.

Supuestos en el que el menor se niegue a relacionarse con el progenitor no custodio.

Familias que, durante y después del proceso de separación, tienen conflicto o dificultad para mantener la relación entre los hijos menores y ambos progenitores.

Menores que se encuentran separados de sus progenitores con medida de acogimiento en familia extensa, ajena o centro, tanto en procesos judiciales como administrativos.

Hijos de madres que residen en casas de acogida por sufrir violencia machista y se requiere mantener la confidencialidad del domicilio.

Servicios prestados:

Apoyo en el cumplimiento del régimen de visitas:

Intercambios: Los menores son entregados/ recogidos por los progenitores en los días y horarios establecidos por sentencia judicial o, en su caso, la entidad derivante.

Visitas tuteladas: La comunicación del menor con su progenitor no custodio se desarrolla dentro del Punto de Encuentro, bajo la supervisión obligatoria de un técnico.

Visitas no tuteladas: La comunicación del menor con su progenitor no custodio se desarrolla dentro del Punto de Encuentro sin que sea necesaria la presencia constante de un técnico.

Orientación psicosocial: Proporcionar pautas educativas a ambos progenitores con el fin de facilitar su función parental.

¿Cómo acceder?

Directamente por el juez.

Por derivación de los Servicios Sociales de Base Comarcales.

Por derivación o solicitud de Entidades sociales, privadas o públicas.

Directamente por la familia interesada, poniéndose en contacto o acudiendo al centro para solicitar sus servicios.