b_400_300_16777215_00_images_AdelardoSanchis.jpg

El concejal de cultura del Ayuntamiento de Monzón, Adelardo Sanchís, ha mantenido una reunión con alumnos de los centros de secundaria de la ciudad, en concreto, del Instituto “Mor de Fuentes” y del colegio salesiano “Santo Domingo Savio”, con el fin de conocer cuáles son las inquietudes de nuestros jóvenes en materia cultural, así como conocer su opinión sobre la programación que la ciudad ofrece, y que sugerencias darían para mejorarla.

Durante el encuentro, los jóvenes pusieron sobre la mesa sus inquietudes, como conferencias de personas comprometidas con los movimientos sociales, pero en clave práctica, mejor que teórica, es decir, que sean charlas basadas en la experiencia sobre el terreno, en el día a día de la causa que sea.

Los jóvenes también se interesan por “personajes que superan retos” y los que informan sobre tragedias actuales, como la de los refugiados.

 

Les atraen los monólogos y obras de pequeño formato de personajes televisivos, de los que aparecen en series de éxito.

 

En el capítulo festivo, les gustaría que creciera la fiesta de Halloween, llegando a alcanzar el formato de Carnaval, y que el Ayuntamiento organizase en fechas de verano fiestas divertidas del tipo “holy colors” (agua, espuma, globos, pinturas de colores…)

 

Por lo que respecta a la educación, echan de menos charlas amenas relacionadas con lo que estudian. Y en concreto, sobre  la Feria de la Educación, creen que aunque la idea es buena, ya que se les informó de la oferta educativa pública y privada en varias jornadas, pero que prefieren concentrar la información en un día.

 

En lo deportivo,  les gustaría contar con un campus multideportivo para que los indecisos puedan practicar disciplinas que les son ajenas.

 

Los jóvenes también dieron a conocer su parecer en materia económica, argumentando que consideran que los precios de las actividades culturales que programa el Ayuntamiento son correctos, y valoran la rebaja que ha implantado la Concejalía para los menores de 25 años.

 

Sanchís por su parte señaló que en el marco de las políticas de participación ciudadana, la reunión había servido para tomar nota de lo que interesa a los jóvenes en el campo cultural y de lo que no les motiva. A partir de ahora, a  la hora de programar, la Concejalía tendrá que pensar en todas las franjas de edad.

Los comentarios de los chavales se suman a los de los adultos para extraer conclusiones, y sin perder de vista en ningún momento lo que dicen las taquillas de los espectáculos celebrados, que al final son el mejor juez.