b_400_300_16777215_00_images_BURRELL_SANMATEO.JPG

El alcalde de Monzón, Álvaro Burrell, se ha mostrado muy satisfecho con el desarrollo de las fiestas patronales en honor a San Mateo que concluyeron este pasado lunes con la quema de fuegos artificiales.

“No ha habido que destacar ninguna incedencia reseñable, y ese es el primer deseo de cualquier alcalde” ha señalado Burrell, quien se mostraba muy con tento por la buena participación en todos los actos programados, así como del volumen de personas en la calle para celebrar las fiestas.

Una vez finalizadas las fiestas, el alcalde ha asegurado que se analizarán los diversos actos, para ver que se puede mejorar, que actos hay que “mimar” más, o si se debe producir algún cambio en los próximos “San Mateos”.

“El modelo de fiestas de Monzón es una modelo que funciona, y que se sigue desde hace ya algunos mandatos. El cambio de ubicación del Paseo de las Sorpresas y la inclusión en esta nueva ubicación de espectáculos de calidad, han sido todo un acierto” ha asegurado Burrell.