b_400_300_16777215_00_images_ResiduosOrganicosCampaa.jpg

La Comarca de Cinca Medio ya ha comenzado la campaña de información que recorrerá las localidades y centros educativos para informar de la futura puesta en marcha de la recogida de residuos orgánicos que se instalarán en la comarca.

En este mes de octubre dos monitoras medioambientales recorren las localidades mediocinqueñas en esta campaña informativa y de sensibilización que cuenta también con una ayuda de 6800 euros de la DPH, lo que ha permitido la contratación de dos técnicos especializados y la edición de diferentes materiales.

El importe total del proyecto de los contenedores marrones ascenderá a más de 67.400 €, y el Cinca Medio ha recibido una subvención de 51.484 € de la convocatoria de Ayudas PIMA de Residuos 2018 del Ministerio de Transición Ecológica para implantar la recogida de la fracción orgánica, por lo que en el momento que ese dinero pueda ser consignado en la oportuna partida presupuestaria, se procederá a la adquisición.

El presidente comarcal, Miguel Aso, recordaba que "Para esta recogida selectiva de residuos orgánicos se van a instalar 206 nuevos contenedores de los cuales 86 se repartirán por los pueblos y los restantes 120 se quedarán en Monzón. El residuo orgánico se reutiliza en un 100%, convirtiéndolo en compost. En principio la participación en este reciclaje va a ser un poco voluntaria, los nuevos contenedores van con llave y los vecinos y vecinas que quieran participar tendrán un contenedor específico. Animamos a todo el mundo a que se informen en la carpa que estos días va a ir recorriendo nuestros pueblos".

El proyecto comenzó de manera experimental, a modo de prueba piloto en el barrio del Palomar de Monzón, Pueyo de Santa Cruz y Almunia de San Juan; en Pueyo ya cuentan con la maquinaria para convertir los residuos orgánicos en compost y los vecinos podrán emplearlo en sus propios huertos.

Los residuos que se tienen que depositar en estos nuevos contenedores, de color marrón, son los restos de frutas y verduras; los restos de frutos secos, cáscaras, pan; hojas, flores y plantas verdes o secas; los posos, filtros de café o infusiones; y los restos de alimentos cocinados, carnes o pescados.

Miguel Aso concluía recordando que "Hay que avanzar en el cumplimiento marcado por la UE en materia de recogida selectiva de residuos consiguiendo un 50 % de reciclaje de residuos urbanos para el año 2020, por ello desde 2014 el Servicio de Residuos Urbanos de la Comarca ha promovido varias pruebas piloto de recogida y gestión de residuos urbanos, principalmente orgánicos y voluminosos mediante talleres de empleo especializados en el reciclaje y tratamiento de residuos".