b_400_300_16777215_00_images_ComarcaConsumo.png

A través de la Oficina del Consumidor, la Comarca del Cinca Medio se ha puesto a disposición del Ayuntamiento y vecinos de San Miguel de Cinca en la tramitación de reclamaciones por la ausencia de servicio telefónico en la localidad entre los días 17 y 21 de agosto.

La afección fue debida a un mal funcionamiento de las infraestructuras de telecomunicación de la compañía contratada, y desde la Oficina del Consumidor se ha elaborado una hoja tipo que se ha proporcionado al Ayuntamiento de San Miguel, para que los vecinos puedan realizar sus reclamaciones con mayor facilidad y sin desplazarse, puesto que según la normativa actual sobre servicios de telecomunicaciones a pequeños usuarios, la suspensión del servicio debe ser indemnizada. El Presidente de la Comarca, Miguel Aso, ha señalado que “la Oficina de Consumo de la Comarca es una herramienta para poder realizar reclamaciones como consumidores y se torna en un elemento muy utilizado, especialmente frente al cada vez mayor poder de las grandes corporaciones respecto del consumidor. En ese aspecto hemos creído que lo sucedido en Pomar, no debe quedar sin la tramitación de las oportunas reclamaciones a las compañías, puesto que ya no es sólo que te quedes sin servicio, es que además hay actividades fundamentales como la teleasistencia, que requieren del correcto funcionamiento telefónico, por lo que dejar sin teléfono a usuarios va mucho más allá de un mero asunto de pérdida de comunicación durante unos días.”

Por su parte, la Alcaldesa de San Miguel de Cinca, Elisa Sancho, ha señalado que “desde Comarca nos han ofrecido la utilización de la Oficina del Consumidor para que, además de la queja institucional que como Ayuntamiento hemos hecho, se abra la vía de consumo, algo que nos pareció una buena idea. La incidencia se produjo en fiestas patronales y además de no poder hacer llamadas, no se pudo pagar con tarjetas de crédito, comprar medicamentos con receta o usar internet. Es obvio que ha habido un perjuicio para las personas de Pomar por ser del mundo rural y esto no se hubiera producido en una ciudad, por lo que nos sentimos claramente discriminados”. Sancho ha señalado además que “tenemos la hoja tipo de reclamación que vamos a poner a disposición en el Ayuntamiento y a repartir en las casas, para posteriormente entregarlas a Comarca y poderlas gestionar debidamente”.

Miguel Aso ha finalizado señalando que “nos vamos a coordinar con el Ayuntamiento para solventar las dudas que puedan surgir por los vecinos y vecinas a la hora de realizar su reclamaciones” y ha finalizado recordando que “si existen casos similares al de Pomar en otras localidades de nuestra comarca, no deben dudar en ponerse en contacto con la Oficina de Consumo, donde se les atenderá de la manera adecuada, pues es un derecho que como consumidores les asiste y poseemos el personal adecuado para defender esas reclamaciones sea del servicio que sea”.