b_400_300_16777215_00_images_AlmuniaPatrimonio.jpg

El montante que llega de la Diputación a ayuntamientos y comarcas para poner en marcha estas actividades de educación y difusión medioambiental asciende a 180.000 euros, lo que permite que estos programas estén financiados al 80%.

Entre la diversa naturaleza de las propuestas, hay desde cursos y jornadas, a trabajos de campo, materiales de difusión y otras actividades para el tratamiento de residuos, el compostaje, la movilidad o el ahorro de agua y energía.

La Diputación Provincial de Huesca ha resuelto la convocatoria de subvenciones para actividades de educación y difusión medioambiental que desarrollan ayuntamientos y comarcas altoaragonesas. Serán 34 los que se beneficiarán del montante total de 180.000 euros que busca inculcar prácticas medioambientales entre los vecinos y la conservación de recursos y hábitats naturales y también de los ecosistemas urbanos.

Este año el programa se centra más que nunca en el entorno más próximo, tal como ha apuntado la responsable de Desarrollo Territorial y Medio Natural de la DPH, Maribel de Pablo, quien explica que “se están llevando a cabo proyectos interesantes que no solo impulsan actividades económicas sino que son respetuosos con el medio, y nos damos cuenta de que en ocasiones los tenemos cerca y no los conocemos”. En este sentido, Maribel de Pablo también afirma que “el soporte económico garantiza que las poblaciones puedan tener acceso a estas actividades medioambientales y nos ayuda a contar con medidas para proteger y entender mejor nuestro patrimonio natural”. La Diputación aporta el 80% de unas actividades que suponen una inversión de cerca de 240.000 euros.

Entre la treintena de actividades seleccionadas, las hay dirigidas a la difusión medioambiental y sensibilización con cursos, jornadas o seminarios, mientras que otras son más de formación a través de aulas de la naturaleza, trabajos de campo y experiencias piloto. También existen estudios y proyectos medioambientales que incluyen la difusión y la implementación de los resultados, así como publicaciones y material de difusión medioambiental, siempre dentro de campañas de educación sobre el respeto por el medio.

Así, pueden llevarse a cabo los proyectos previstos en Castiello de Jaca, Agüero, Bielsa, Biescas, Borau, Caldearenas, Casbas, Castejón de Sos, Castejón del Puente, Castillazuelo, Fonz, Hoz de Jaca, Jaca, Lalueza, Lascuarre, Loarre, Nueno, Panticosa, Salas Altas, Sariñena, Almunia de San Juan, Canfranc, Olvena, Monzón, Aínsa-Sobrarbe, Ayerbe y Binéfar, a la vez que en las comarcas de Alto Gállego, Bajo Cinca, Monegros, Ribagorza, Sobrarbe, Cinca Medio y la Hoya de Huesca.

El tratamiento de los residuos y el reciclaje están muy presentes, es el caso del programa de buenas prácticas en la gestión de residuos del Cinca Medio o el de apoyo y seguimiento de las iniciativas de compostaje en los centros educativos jacetanos. También hay otras como las que quieren hacer visible la reserva micológica en Canfranc, el primer simposium nacional sobre rapaces y su hábitat en Casbas, las jornadas medioambientales de la laguna de Sariñena o de orquideología y flora pirenaica de Biescas que cada año se integran en este programa. En Aínsa se proponen difundir este año los valores naturales de las zepas y lics del municipio, en Hoz de Jaca concienciar andando y en Lascuarre enseñar “lo que nos cuentan las plantas”, pero hay muchas más propuestas relativas al uso eficiente y ahorro en agua o energía y también a la movilidad y accesibilidad.