b_400_300_16777215_00_images_IncendioDomestico.jpg

La Comarca del Cinca Medio se ha dirigido a ayuntamientos y asociaciones de la comarca para ofrecerles la realización de talleres teórico-prácticos sobre cómo manejarse en posibles incendios en el hogar.

El presidente del ente supramunicipal, Miguel Aso, explica que “la mejor manera de acabar con un incendio y sus daños es prevenirlo para que no se produzca y es por ello por lo que desde el Departamento estamos concienciados en potenciar la prevención y seguridad contra el fuego. Por ello hemos pensado que sería buena idea ofertar de manera gratuita una serie de talleres teórico-prácticos impartidos por nuestros bomberos profesionales, sobre cómo actuar para evitar el fuego y en caso de que se produzcan incendios en el hogar cómo actuar frente al mismo.” Por ello desde Comarca se ha pensado que la mejor manera de organizar este taller es remitir invitación a los ayuntamientos comarcales para su dinamización, salvo en el caso de Monzón que por tener un tejido asociativo más amplio, se ha hecho directamente con diversas asociaciones que pudieran estar interesadas (vecinales, amas de casa, mayores, etc). Miguel Aso ha finalizado señalando que "las estadísticas demuestran que los incendios en viviendas aumentan con la llegada del frío, especialmente entre los meses de noviembre y febrero, y que uno de los colectivos más vulnerables es el de los ancianos, de ahí la importancia de realizar este curso en estas fechas para el conjunto de la población y en especial para nuestros mayores".

Las clases tratarán los temas relacionados con el cuidado en la cocina, el gas, las estufas y braseros, el tabaco o las velas, la plancha, los niños y los peligros a su alcance, las instalaciones eléctricas y su mal uso o funcionamiento así como cualesquiera otras dudas que pudieran surgir. Además, los bomberos comarcales harían un simulacro de evacuación por inundación de humo en la vivienda y se explicarán las clases de extintores y su funcionamiento en bandeja de prácticas con fuego real. Este tipo de información práctica es muy valorado por los bomberos “pues así los ciudadanos de primera mano saben cómo reaccionar si se produce un incendio doméstico y eso puede evitar males mayores en muchas ocasiones”.