b_400_300_16777215_00_images_Forestalia.jpg

La organización ecologista ha denunciado que Forestalia Renovables ha contratado a Luis Marruedo Espeja como abogado y representante con poderes para defender los intereses de la empresa.

Desde Ecologistas en Acción se denuncia que “Luis Marruedo Espeja fue Viceconsejero de Medio Ambiente y por tanto superior jerárquico del INAGA-organismo que otorga las autorizaciones ambientales- entre julio del 2007 y junio del 2011, durante la última legislatura de Marcelino Iglesias, en la que estaba de consejero de Medio Ambiente Alfredo Boné del PAR. Así también fue Director General de Desarrollo Rural del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, desde agosto de 2011 hasta junio de 2015, en la época en la que el PAR formaba parte del Gobierno de Aragón de Fernanda Rudi. En la actualidad, forma parte del comité nacional del Partido Aragonés”.

La organización ambientalista afirma que no es el único caso. Meses atrás, Forestalia, en un intento de mejorar su imagen pública, fichó para dirigir su gabinete de comunicaciones a Eduardo Sánchez Salcedo, que fue Jefe de Unidad de Relaciones Institucionales del Instituto Aragonés del Agua (2009- a marzo 2016), Secretario del Consejo de Administración de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión (2011-octubre 2015), Jefe de Comunicación y Proyección Social  en las Cortes de Aragón, en el Grupo parlamentario del PAR (2012-marzo 2015) y Asesor de comunicación del Departamento de Medio Ambiente –cargo de confianza- (hasta 2009).

Ecologistas en Acción denuncia estas prácticas, al entender que no parece ético que personas que han estado recientemente en cargos importantes de la Consejería de Medio Ambiente ahora hayan sido contratados por una empresa del sector para defender sus intereses. Además, se plantean preguntas como cuál fue la relación entre la empresa y los diferentes organismos en los que ha estado Luis Marruedo durante su época en el gobierno que finalizó hace poco más de un año. Es necesario que se despejen todas las dudas sobre lo que entienden que es un caso de puertas giratorias.

La organización ecologista añade: ´´Vistos estos vínculos entre políticos y empresa no es de extrañar la encendida defensa del proyecto que protagonizó el diputado del PAR Jesús Guerrero en la sesión de las Cortes de Aragón del pasado 4 de febrero``. Ecologistas en Acción se reitera en la denuncia de haber sido ninguneada por parte del INAGA frente a los insólitos tratos recibidos por Forestalia. Así mientras a la organización ecologista se le ha dificultado el acceso al expediente, no se les ha considerado parte interesada-aun solicitándolo y estando en derecho-, ni se les han comunicado algunas de las resoluciones, a Forestalia se le han facilitado prorrogas y plazos, y se les ha agilizado algunos pasos del procedimiento.

Esta misma semana ha ocurrido un hecho que la organización define como insólito y es el desplazamiento de personal del INAGA desde Zaragoza a Monzón para la comunicación administrativa, en un acto que entienden que trata de agilizar los trámites de la actual revisión de oficio en favor de la empresa.

Ecologistas en Acción reitera su oposición a la instalación de esta planta en las inmediaciones de Monzón, en defensa de la Salud Pública, pues según múltiples estudios médicos, se emitirían sustancias peligrosas que incrementan el riesgo de cáncer y enfermedades cardiopulmonares.

Junto a la Plataforma contra la Incineradora de Biomasa reafirman la oposición social que existe en Monzón y agradecen a las más de 4.000 personas que depositaron su firma contra el proyecto, así como a los partidos políticos y empresas que de igual forma se han posicionado en contra.

Por último, exigen rigor en los comunicados de Forestalia y añaden: ´´la documentación que presentamos corresponde a prestigiosos estudios del CSIC, del Instituto Carlos III y están avalados por científicos de alta reputación mundial como Eduard Rodriguez Farré. Aún estamos esperando a que nos contrasten con argumentos y referencias reales y de rigor y no con eslóganes superficiales y vacíos como el de que se trata de una planta de energía limpia``.