Jess-Guerrero-PAR.jpg

El presidente intercomarcal del Partido Aragonés (PAR) en Huesca, Jesús Guerrero, ha pedido hoy "dar muestra en Aragón de la normalidad democrática que supone aplicar la legislación vigente con todas sus consecuencias para perseguir y, si así lo deciden los tribunales, condenar a los autores de agresiones y desperfectos a bienes públicos".

Guerrero se ha referido así a las pintadas amarillas aparecidas en la cruz del Aneto o en Fraga y en otros lugares, este lunes y en semanas anteriores "o las que aparezcan en adelante".

"Nos produce indignación y rechazo", ha añadido el presidente intercomarcal del PAR, "y la réplica debe ser clara con repulsa unánime en el ámbito político y con la normativa como herramienta para garantizar respeto y convivencia, justamente valores contra los que atentan los independentistas violentos y quienes los dirigen".

Para Guerrero, "está claro que el intento de extender la fiebre amarilla a nuestra Comunidad se enmarca en la visión de quienes pretenden apropiarse de parte del territorio aragonés, como han hecho con los bienes o la lengua, minusvalorando a Aragón con actitudes colonialistas, a  la vez que intentan provocar un conflicto. Pero esta tierra y los aragoneses no tenemos duda de nuestra personalidad propia e integridad, de que somos Aragón y sabremos defender lo que es nuestro. A los del bote de pintura, más les valdría preocuparse del daño que están causando a la sociedad catalana, con división, confrontación, descrédito, huida de empresas, frustración... y dejarnos en paz a todos, después de pagar el arreglo de lo que han estropeado".