b_400_300_16777215_00_images_CambiarReunion.jpeg

Este jueves hay pleno de la Diputación Provincial de Huesca, y el Grupo de Cambiar apoyará la creación del servicio provincial de extinción de incendios pero con la advertencia de que estará “vigilante” para que se lleve a término. Por Cambiar Monzón asistían Miguel Aso y Vicente Guerrero.

Este grupo aclara que su apoyo no exime exigir al Gobierno de Aragón su responsabilidad de crear un servicio autonómico de cara a un futuro próximo.

Los  Cambiares de la provincia de Huesca mantienen que se trata de un paso importante el que se da con la creación del servicio, eso sí, sostienen que el problema con la prestación de éste no surge de la Ley de Regulación y Coordinación de Servicios de Prevención y Extinción de Incendios de 2013 sino que existe una situación histórica de “dejadez y abandono desde hace 30 años”.

No obstante, añaden, dicha ley, aprobada durante el Gobierno PP-PAR y que el Ejecutivo del PSOE no tiene la voluntad de desarrollar, adolece de una partida presupuestaria y de una fijación de plazos que sirvieran, por ejemplo, para crear el servicio autonómico de bomberos, cuyo coste se hubiera pagado “con bastante menos de lo que DGA se gastó en depuradoras innecesarias”, sentencian.

“Seremos exigentes en la implementación del servicio y de los recursos que se dispongan, porque es esencial para los habitantes del territorio y porque ha de solucionarse la situación de precariedad en la que trabajan los bomberos de la provincia”, remarcan desde los Cambiares, que  abogan por ir avanzando en la profesionalización con unos plazos concretos y cortos,  y, a su vez, reconocen la lucha de los bomberos, el esfuerzo de los voluntarios  y de los Servicios de Prevención y Extinción existentes en la provincia.

Finalmente, los Cambiares ponen sobre la mesa una crítica a la legislación estatal como la regla de gasto o la tasa de reposición “que ahoga a las administraciones locales encargadas de dar unos servicios públicos de calidad”.