Foto: Europa Press
Foto: Europa Press

Según algunos medios, casi 3.000 regantes aragoneses se han concentrado este miércoles frente a la sede de la Delegación del Gobierno en Aragón para exigir que se reduzca del 21 al 4 por ciento el IVA de la tarifa eléctrica y pagar un mínimo por la parada estacional cuando no se bombee agua de riego.

El portavoz de ASAJA-Aragón, Fernando Luna, ha puesto de manifiesto que esta movilización "tendríamos que haberla hecho mucho antes porque llevamos tiempo reivindicando que el sector primario es estratégico y, como tal, nuestros costes de producción tienen que ser controlados, porque, de lo contrario, el precio de la alimentación se va a ir por las nubes". Luna ha explicado que las tarifas eléctricas, junto con el contrato de potencia suponen un "hándicap importantísimo al subir los costes de producción del regadío" y ha exigido al Gobierno unas "tarifas eléctricas estratégicas" para puntualizar que "tienen que aplicar un IVA reducido y una separación de contrato de potencia a demanda del consumidor".

Desde FENACORE, la Federación Nacional de Comunidades de Regantes se puntualiza que el sobrecoste ha supuesto para la factura eléctrica del regadío de la Comunidad Autónoma más de 11 millones de euros anuales por culpa de la entrada en vigor de la reforma energética del pasado verano y que de esa cantidad más de 5 millones corresponde a los regantes de la provincia de Huesca.